Caminito de Belén

Vamos a buscar dónde es que nace Jesús en esta Navidad

Día 19: Siembro Sonrisas

en 19 diciembre, 2011


Hoy nos proponemos vivir en el corazón una abundancia de alegría mediante la siembra de sonrisas. Vamos a trabajar la alegría cristiana porque es uno de los signos más claros de estar en los caminos del Señor: desde el saludo del Ángel a María hasta el encuentro de las santas mujeres y los discípulos con el resucitado, todo se llena de alegría (Lc 1,44; Mt 28,8).

Pensemos, en primer lugar, que la verdadera alegría viene de “estar en el Señor” (Fil 4,4ss). Es una alegría sencilla, duradera, interior, que me hace mejor y más comprometido. Es la alegría de ser lo que soy: hijo de Dios. Jesús recordaba a sus discípulos que debían alegrarse cuando siguen los caminos de Dios, incluso cuando llega la persecución (Mt 5, 11-12) porque sus nombres están escritos en el cielo (Lc 10,20-21). La alegría en el Señor viene de seguir y estar con Jesús Resucitado.

Pensemos en segundo lugar cómo esta alegría es un don, un regalo. La alegría espiritual no se acaba en sí misma, sino que se convierte en fuerza interior: “no estén tristes ni lloren, que la alegría en el Señor es nuestra fortaleza” (Nehemías 8,9). ¿Te has dado cuenta de que cuando uno está alegre no peca? Igual que con la lluvia, para pecar mi ánimo debe nublarse antes con la tristeza o la preocupación.

Pensemos en tercer lugar cómo esta alegría es un mensaje. Es la confirmación de que estamos en camino, de que vamos por el sendero correcto del seguimiento de Cristo resucitado.

Esto nos lleva a un sorprendente descubrimiento: buscar la verdadera alegría te hará descubrir a Jesús, por tanto… ¡La alegría es la estrella de Belén!
Por eso, pasando a la acción, hoy voy a sembrar alegrías simples y sencillas. Y las voy a sembrar en mí y en la gente que me encuentre de una manera simple y contagiosa.
¿Cómo?

Sonriendo.
Sonriendo a la vida y sonriendo a mi familia.
Sonriendo al vecino con el que me cruzo todos los días.
Sonriendo a la muchacha bonita que espera su transporte en la esquina,
Sonriendo al funcionario, al busetero, al vendedor, al compañero de trabajo que siempre me mira serio y no me cae muy bien.

¡Que esta siembra de sonrisas te llene de alegría!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: