Caminito de Belén

Vamos a buscar dónde es que nace Jesús en esta Navidad

Quinta etapa

en 21 diciembre, 2011

Llegamos a la última etapa de nuestro camino. Los escaladores saben que es con frecuencia la más difícil, pues se acumula el cansancio y aumentan las distracciones. Hemos hecho un largo camino para llegar hastas aquí:
Primera etapa: Cambiar para ir a Belén
Segunda etapa: Belén es ser persona
Tercera etapa:  Ser persona es ser de este mundo
Cuarta etapa: Ser de este mundo es usar el corazón

Nuestro caminito al encuentro de Dios que viene nos va acercando al lugar donde Él nos espera, la fuente de la Navidad. Ese lugar está en lo que llamamos “corazón”, el centro interior de los afectos, la fuente del Amor. Por eso los últimos pasos tienen una dirección precisa: Usar el corazón es recibirle.

La razón de esta etapa es sencilla. Pregúntate: ¿de qué llenas tu corazón? Mucha gente ante la ausencia general de amor en la sociedad, piensa que basta actuar desde el corazón para acertar y tomar las buenas decisiones. Y no es así, por desgracia. El corazón gobierna al ser humano, pero cuando no tiene paz, cuando está herido o tocado por la oscuridad, es la fuente del desorden, del fracaso, de las decisiones mal tomadas. Ese es el gran y doloroso descubrimiento quer hace el profeta Jeremías ante la pertinaz rebeldía de su pueblo:

 “Este pueblo tienen su ley en los labios y en su mente, pero finalmente siguen las inclinaciones de su malvado corazón”  (Jer 7,24). Por eso la gran y última acción de Dios es renovar el corazón, escribir su ley nueva en él (Jer 31,33) y poner un corazón de carne en lugar del corazón de piedra (Ez 36,26). No basta con llegar al corazón: hay que darle alguien adecuado a quien amar.
En esta última etapa nos preparamos para recibir al invitado adecuado a mi corazón.
La gran sorpresa es que esta renovación del corazón la va a hacer Dios de modo más humano posible: por el amor a Jesús, que viene a nosotros con todo el amor de Dios.
Anuncios

2 responses to “Quinta etapa

  1. Victoria dice:

    A mi personalmente me está dando Dios oportunidades para poner el corazón en lo q hago… Y poner el corazón en situaciones q me obligan a ser generosa con los demás!
    Gracias

    • ¡Qué bueno y qué importante! Yo también siento que Dios me exige entrega y generosidad a través de mucha gente que yo no planeaba tener cerca en mi día. Pero eso me hace vivir lo de ser “siervo inútil”.

      Gracias por acompañarnos en este Caminito y casi casi ¡Feliz Navidad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: