Caminito de Belén

Vamos a buscar dónde es que nace Jesús en esta Navidad

Día 3: NO a las falsas esperanzas

en 2 diciembre, 2013

3

El tercer día de cada etapa del Caminito está dedicada a Quitar y Renunciar. Es un momento muy importante, es una acción muy potente. Primero recordaremos la explicación de esta etapa, tal como hicimos el año anterior, y luego explicaremos el importante paso de renunciar a una falsa esperanza.

Las falsas esperanzas

Uno de los mejores testimonios de la fuerza y el peligro de las falsas esperanzas es éste:

Algunos cuerpos fosilizados por las cenizas volcánicas en el "Jardín de los fugitivos" de Pompeia (foto tomada de Wikipedia)

Algunos cuerpos fosilizados por las cenizas volcánicas en el “Jardín de los fugitivos” de Pompeia (foto tomada de Wikipedia)

(Para saber más sobre cómo murieron los habitantes que quedaron en Pompeia ver este enlace)

En agosto del 79 d.C. el Monte Vesubio era un manantial de cenizas, rocas y gases. Muchos habitantes de las tranquilas villas de su alrededor sintieron amenazada su existencia y, ante el peligro inminente, decidieron huir para salvar sus vidas. Pero muchos se quedaron, algunos por necesidad, otros confortados por la falsa esperanza de que aquello no iba a ir a más, de que podían protegerse de la ceniza y que los dioses les ayudarían…

La muerte los devoró en pocos segundos al amanecer del 26 de agosto.

Una falsa esperanza no nace la imposibilidad. Tantas esperanzas nos enfrentan contra lo humanamente imposible y triunfan. Una falsa esperanza es la que falla en uno de los componentes de la esperanza, que como vimos ayer son

 

La necesidad o el vacío + La perspectiva de alcanzarlo + El deseo que me mueve

Aprendamos a distinguir las falsas esperanzas

1. Una esperanza sin  necesidad ni vacío. Las esperanzas que no nacen del dolor, de la necesidad sentida, o son muy pequeñas, o no son esperanzas. Pueden ser sueños, expectativas, promesas de charlatanes u ofertas del consumismo desatado. Si esperas algo que no sientes  perder, no es esperanza.

2. Una errada perspectiva de alcanzarlo. Como la realización o el éxito es  el núcleo de la esperanza, aquí es donde los vendedores de ilusiones deslizan sus imitaciones, sustituyendo las fuerzas apropiadas por espejismos inexistentes. Nos venden falsas esperanzas los que ponen la confianza del esfuerzo humano en azares del destino. O, por el contrario, los que predicen la victoria en empresas sobrenaturales con las simples fuerzas humanas.

3. Un deseo que no me mueve. Con frecuencia las falsas esperanzas nos llevan a esperas pasivas, demasiado tranquilas, con confianzas muertas. Una esperanza que no mueve mis deseos, que no lleva a actuar con energía, no es esperanza.

Aplicación

G12_RPG

Hoy es tiempo de combate. Tiempo para examinar con cuidado y confrontar con decisión las esperanzas que forman el entramado de mis expectativas. Algunas pasarán el test, pero otras se revelarán difíciles.

No debo renunciar a una esperanza porque me hace esperar algo imposible. Renuncio a una esperanza que es injustificada, que me hace confiar en las fuerzas humanas (Jer 17:5,«Maldito aquel que aparta de mí su corazón, que pone su confianza en los hombres y en ellos busca apoyo.»)

Al renunciar a una falsa esperanza, me libero de falsas expectativas y vuelvo a estar en la necesidad de examinar mi vida y encontrar caminos ciertos para mi realización. Es como quitar las malas hierbas que poblaban el campo: la tierra pide ahora nuevas semillas para dar buenas cosechas.

Favourite

 

Hoy digo NO [Caminito 2012]

Hoy voy a decir NO. Esa es una palabra importante, muy buena cuando se usa para renunciar y liberar, que debo decir sin miedo y con claridad. En la vida hay que decir que NO a muchas cosas. Cosas que me hieren, o que hacen daño a otros, o que me atan al presente… cosas que me desvían del camino de vida que me lleva a la felicidad.

Además, cada vez que hago una  opción diciendo SÍ a algo importante, me obligo a multitud de renuncias, tanto a los otros caminos como a pequeñas posibilidades que romperían mi gran compromiso. En este caso, me obligo a muchos NO cada vez que digo un SÍ:  son consecuencia vital y garantía de fidelidad a los SÍ pronunciados a la vida.
Y muchas veces nos asustamos ante el NO, lo evitamos, lo postergamos, lo escondemos…NOblue

Hoy, en esta etapa de activación de la conversión, voy a decir que NO a una cosa que me obstaculiza y me distrae de mi camino de vida. Una sola cosa. NO  grandes decisiones, sino algo sabio y pequeño que hará mi vida más ligera, más libre. Algo sencillo que boto fuera y, aunque me cueste, no va a volver a entrar. Hoy voy a decir, de una vez por todas, como Alejandro Sanz, Te lo agradezco, pero… ¡NO!

Sin ira, sin enfados. Sembrando nueva vida. Hoy digo… NO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: