Caminito de Belén

Vamos a buscar dónde es que nace Jesús en esta Navidad

Segunda etapa: renovar hogares, formar familias

en 5 diciembre, 2013

Iniciamos la segunda etapa en el Camino de Belén. Un nuevo aprendizaje para descubrir el camino hacia Belén que está señalizado con la marca de la alegría.

Tras recorrer e tramo de la esperanza al gozo, nos planteamos ahora una de las claves de la fiesta de la Navidad: la familia. Todos sentimos vivamente el rol fundamental de la familia en la alegría y la felicidad. 3071797473_e368dffab5_b
Tengo una gran amiga a la que veo muy poco (¡Hola, Almu!) y, desde hace muchos años, mientras nos contamos lo que vamos haciendo, suele ponerse seria, te mira de frente y pregunta muy suavemente: ¿y… eres feliz?
¿Eres feliz? ¡Qué pregunta! Cuando era joven intentaba responder a mi manera: bueno, cómo no, estoy haciendo lo que es mi vocación, no me puedo quejar… Con los años esa incómoda pregunta me llevó a descubrir una realidad mucho más profunda: mira, no puedo ser feliz mientras los que me rodean no lo son. No puedo ser feliz sin la felicidad de los míos.

Los Evangelios de la Infancia de Jesús nos muestran a unos  padres y un hijo entregados de corazón a la felicidad del otro. Tanto que, cuando el equilibrio se rompe al quedarse el niño en el templo, su madre le reprocha: ¿por qué nos has hecho esto? Ser familia como la familia de Nazareth significa construir hogares hechos de diálogo, apertura, preocupación activa por el bien del otro. ¿No estamos de acuerdo?

Por eso, si nos hemos decidido a seguir el caminito de la alegría en el Señor, dedicarse a renovarla con estos pequeños gestos que vamos a hacer juntos va a ser una alegre siembra de alegría. Abriremos caminos a la alegría que nos llenarán ya de gozo y entusiasmo.

¡Feliz segunda etapa!

Anuncios

2 responses to “Segunda etapa: renovar hogares, formar familias

  1. Chiqui dice:

    Gracias Fernando por compartir con nosotros este camino e invitarnos a hacer familia a través de la alegría y el agradecimiento

    • Gracias a ti por hacer nuevamente este Caminito de Belén. Siento que está pasando algo muy curioso, que habiendo planteado un camino por la senda de la Alegría, no nos dedicamos a hablar mucho de ella ni a especializarnos en la sonrisa, la diversión o el gozo. En vez de eso la alegría me lleva a preocuparme de la familia, de los demás, de mi coherencia personal…
      Bueno, al fin y al cabo es lo que le ha pasado al Papa, que ha escrito una Exhortación apostólica con el nombre de “La Alegría del Evangelio”, pero que se dedica sobre todo a implicarnos en LO QUE PRODUCE ALEGRÍA (el anuncio del Evangelio)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: