Caminito de Belén

Vamos a buscar dónde es que nace Jesús en esta Navidad

Día 11: ¿Cómo vivir con sencillez?

en 12 diciembre, 2013

Estamos hartos y cansados de complicarnos la vida con tantas cosas que en fondo no necesitamos. Nos damos cuenta de que el dinero se nos va de las manos como si fuera agua de entre los dedos. Nos pasamos días sin mirar al cielo o gustar de un atardecer sentados tranquilamente frente al horizonte. Nos llenamos de comida que no nos hace bien, y de dietas exigentes para combatir nuestros momentos indulgentes.

Así vivimos, mientras nos cargamos el planeta con un estilo de vida insostenible y una existencia insatisfecha. Y pasan los días, y cada día el tiempo nunca alcanza para hacer lo que queremos… Y, para culminar esta locura, convivimos con miles de personas en las ciudades con las que respetamos la estúpida norma de no saludarnos como seres humanos al cruzarnos por la calle (o saludarnos de manera todavía más vacía y tonta cuando tomamos juntos un ascensor).

Nuestra vida se ha vuelto bastante mortecina. Nos asalta la duda: ¿no será que estamos cada día un poco más muertos? Al final será cierto lo de que no hay que tener miedo a la muerte… sino a llevar tiempo estando ya muerto. ¿Qué ha pasado? ¿Es normal esta vida de prisas, desconfianzas, tristezas y preocupaciones? ¿Por qué hemos dejado que se nos complique así el mundo?

wpid-Pregunta.png

Preguntas para la vida

Sin embargo, la Pedagogía del Cambio profundo nos enseña que la siembra de renovación de este primer paso nace sobre todo de preguntas abiertas, bien planteadas para hacerme descubrir las posibilidades de vida en medio de las dificultades. Dedicarse a pensar porqué los seres humanos somos tan tontos como para liarnos con obligaciones y consumismo no renueva mi vida. Lo hace el preguntarme qué está pasando o, si ya estoy convencido de que el mundo necesita una renovación profunda que pasa por la austeridad y la sencillez de vida, preguntarme cómo vivir con más paz, con menos tensión, con más alegría.

Por eso voy sembrando de preguntas tranquilas y profundas mi paisaje interior: ¿esta es la manera adecuada de vivir? ¿Puedo vivir sin tantas cosas y necesidades? ¿Cómo llevar una vida más libre de tensiones, obligaciones y angustias?

Miro además a personas que han seguido estos caminos, personas que optaron por la sencillez y  no parecen movidas por el sistema de ambiciones y compromisos: San Francisco de Asís, La Madre Teresa de Calcuta, alguna persona de mi pueblo o mi familia cuya paz me inspira paz.

Igualmente pienso en mi sociedad y me pregunto, por ejemplo ¿Cómo podemos hacer para vivir en armonía y equilibrio? ¿Cómo llevar una vida sostenible, que respete el medio ambiente que nos estamos cargando? Incluso, desde el deseo de simplicidad y armonía que todos llevamos dentro, ¿Cómo construir relaciones más sinceras y auténticas con otros seres humanos?

¿Cómo?Crocifisso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: