Caminito de Belén

Vamos a buscar dónde es que nace Jesús en esta Navidad

Día 12: A la sencillez por la sencillez

en 12 diciembre, 2013

Las preguntas de ayer me han dejado la gran inquietud purificar mi estilo de vida, cambiar muchas prioridades y valores, simplificar… La lluvia de preguntas ha dejado arroyos de intuiciones y cauces para planes futuros. Hoy es un “Día para decidir y decir. Dedico todo el día a tomar una decisión, sencilla, ejecutable, y a formularla en palabras. La comparto en la oración y se la digo a otros.” (Pedagogía del Cambio profundo). Hoy terminaré el día con una pequeña (o gran) decisión, en un punto estratégico del que espero haya consecuencias, que incluya una visión clara de hacia donde voy y que esté ya empezando a poner en práctica. Una decisión que será también decir, expresar: plasmaré en papel mi plan, escribiré mi compromiso, lo formularé en voz alta contándoselo a alguien, presentándoselo a Dios en mi oración…

Los cinco pasos para un cambio profundo, real, y duradero.

Los cinco pasos para un cambio profundo, real, y duradero.

Hacia la simplicidad de vida

La intuición que guía estos pasos es que sólo puedo simplificar mi vida… por un camino de sencillez. Y eso apunta a dos condiciones para la decisión que hoy voy a dar: purificación de las intenciones, sencillez en las acciones.

Para inspirar este paso hacia la simplicidad de vida, tres ejemplos. El primero, la Desiderata, ese Manifiesto por la Sencillez y el equilibrio de un poeta del siglo XX, Max Ehrmann, que a través de una curiosa historia se atribuye frecuentemente a un autor desconocido de Baltimore en el siglo XVII:

“Camina plácido entre el ruido y la prisa, y piensa en la paz que se puede encontrar en el silencio. En cuanto sea posible y sin rendirte, mantén buenas relaciones con todas las personas. Enuncia tu verdad de una manera serena y clara, y escucha a los demás, incluso al torpe e ignorante, también ellos tienen su propia historia. Evita a las personas ruidosas y agresivas, ya que son un fastidio para el espíritu. Si te comparas con los demás, te volverás vano y amargado pues siempre habrá personas más grandes y más pequeñas que tú. Disfruta de tus éxitos, lo mismo que de tus planes. Mantén el interés en tu propia carrera, por humilde que sea, ella es un verdadero tesoro en el fortuito cambiar de los tiempos. Sé cauto en tus negocios, pues el mundo está lleno de engaños. Mas no dejes que esto te vuelva ciego para la virtud que existe, hay muchas personas que se esfuerzan por alcanzar nobles ideales, la vida está llena de heroísmo. Sé sincero contigo mismo, en especial no finjas el afecto, y no seas cínico en el amor, pues en medio de todas las arideces y desengaños, es perenne como la hierba. Acata dócilmente el consejo de los años, abandonando con donaire las cosas de la juventud. Cultiva la firmeza del espíritu para que te proteja de las adversidades repentinas, muchos temores nacen de la fatiga y la soledad. Sobre una sana disciplina, sé benigno contigo mismo. Tú eres una criatura del universo, no menos que los árboles y las estrellas, tienes derecho a existir, y sea que te resulte claro o no, indudablemente el universo marcha como debiera. Por eso debes estar en paz con Dios, cualquiera que sea tu idea de Él, y sean cualesquiera tus trabajos y aspiraciones, conserva la paz con tu alma en la bulliciosa confusión de la vida. Aún con todas sus farsas, penalidades y sueños fallidos, el mundo es todavía hermoso.
Sé cauto, esfuérzate por ser feliz”.

Evidentemente esta declaración parte de situaciones y modos de ver la vida concretos, que no puedo compartir ingenuamente, pero que inspiran mi propio manifiesto.

El segundo ejemplo es este modelo moderno, ¡procedente de una empresa de bicicletas! que ha sido muy valorado: el Manifiesto Holstee:

Manifiesto Holstee en español. Fuente: http://shop.holstee.com/pages/manifesto

Manifiesto Holstee en español. Fuente: http://shop.holstee.com/pages/manifesto

Y el tercer ejemplo, que no podemos deja de citar, es la oración “Hazme un instrumento de tu paz, atribuida habitualmente a San Francisco:

¡Señor, haz de mí un instrumento de tu paz!
Que allí donde haya odio, ponga yo amor;
donde haya ofensa, ponga yo perdón;
donde haya discordia, ponga yo unión;
donde haya error, ponga yo verdad;
donde haya duda, ponga yo fe;
donde haya desesperación, ponga yo esperanza;
donde haya tinieblas, ponga yo luz;
donde haya tristeza, ponga yo alegría.

¡Oh, Maestro!, que no busque yo tanto
ser consolado como consolar;
ser comprendido, como comprender;
ser amado, como amar.

Porque dando es como se recibe;
olvidando, como se encuentra;
perdonando, como se es perdonado;
muriendo, como se resucita a la vida eterna.

¿Cuál va a ser tu pequeño plan de vida? ¿Tu gran manifiesto? ¿Tu pequeño paso para un gran cambio? Hoy, en un aspecto puntual y sencillo, doy un paso con la ayuda de Dios hacia una vida sencilla y plena.

La Virgen de Guadalupe, cuyo día celebramos hoy, eligió bien su colina para ocupar su sitio en el corazón de Lationoamérica, geográfica y humanamente. Con una opción decidida por los más sencillos del pueblo, los más pequeños. Se identificó con la gente sencilla y esa es la clave de la extraordinaria veneración que recibe.virgencita 5

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: