Caminito de Belén

Vamos a buscar dónde es que nace Jesús en esta Navidad

Cuarta etapa: Comprometer la vida

en 16 diciembre, 2013

Favourite

El Señor nos ha dejado marcado un camino que lleva derecho y seguro hacia él: “Alégrense siempre en el Señor. Repito: ¡Alégrense! ” (Fil 4, 4). Vamos hacia Belén por la Alegría en el Señor, y por eso nos hemos propuesto profundizar la Alegría en la Esperanza (1ª etapa), Renovar hogares y Formar Familias (2ª Etapa, somos felices haciendo felices) y Purificar el Gozo (3ª, renovar la capacidad de alegrarnos en la sencillez). En esta nueva etapa del Camino de la Alegría hacia Belén, justo antes de la etapa fina que será Recibir al Niño  (5ª etapa, encuentro en la fe) debemos ocuparnos de vivir con fuerza el compromiso solidario del Evangelio. En palabras del Papa Pablo VI en su Exhortación “Alégrense en el Señor” (1975) nos decía:

 Los hombres evidentemente deberán unir sus esfuerzos para procurar al menos un mínimo de alivio, de bienestar, de seguridad, de justicia, necesarios para la felicidad de las numerosas poblaciones que carecen de ella. Tal acción solidaria es ya obra de Dios; y corresponde al mandamiento de Cristo. Ella procura la paz, restituye la esperanza, fortalece la comunión, dispone a la alegría para quien da y para quien recibe, porque hay más gozo en dar que en recibir (cf Hech 20,35). ¡Cuántas veces os hemos invitado, hermanos e hijos amadísimos, a preparar con ardor una tierra más habitable y más fraternal; a realizar sin tardanza la justicia y la caridad para un desarrollo integral de todos! La Constitución conciliar Gaudium et spes, y otros numerosos documentos pontificios han insistido con razón sobre este punto. Aun cuando no es éste el tema que Nos abordamos en el presente documento, no puede olvidarse el deber primordial de amar al prójimo, sin el cual sería poco oportuno hablar de alegría. (Gaudete in Dominum, 11)

La solidaridad es la gran fuerza que dispone a la alegría para quien da y para quien recibe. Ponerme de espaldas al sufrimiento de mi vecino no me hace más fácil disfrutar de la vida, sino que envenena mi capacidad de gozar humanamente de ella.Como nos recuerda San Pablo en los Hechos de los Apóstoles:

«Siempre les he enseñado que así se debe trabajar y ayudar a los que están en necesidad, recordando aquellas palabras del Señor Jesús: “Hay más dicha en dar que en recibir.”» (Hch 20,35)

Hay más alegría en dar que en recibir. Vamos a seguir esta pista entrenando la capacidad de compromiso con los hermanos que pasan necesidades a mi lado, sin miedo a ahogarnos juntos en su dolor, creando alegría al dar con alegría, “porque Dios ama al que da con alegría” (2Cor 9,7) porque Dios es generoso con el que da con generosidad.

Vamos pues a comprometer la vida en esta cuarta etapa hacia el Encuentro con el Señor que viene.

PaseLuz_Grupo

 

 

Anuncios

One response to “Cuarta etapa: Comprometer la vida

  1. […] nos hace reconocer y enfrentar mucho, mucho dolor. Parece que una iniciativa como la nuestra de Comprometer la Vida debería llevarnos a una espiral de acciones y compromisos cada vez más […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: