Caminito de Belén

Vamos a buscar dónde es que nace Jesús en esta Navidad

Día 20: Comparto un gozo

en 20 diciembre, 2013

20

Seamos realistas: los problemas que aquejan a la humanidad son realmente inmensos. La situación de injusticias, sufrimiento y desigualdades es realmente crítica, nos hace reconocer y enfrentar mucho, mucho dolor. Parece que una iniciativa como la nuestra de Comprometer la Vida debería llevarnos a una espiral de acciones y compromisos cada vez más exigentes.

Pero no vamos a hacer así. El camino hacia el compromiso de liberar a la humanidad no puede esclavizarme, no puede ser inhumano. Yo debo adaptarme a mi ritmo, escuchar mis cansancios y mis miedos: como Jesús, que les dice  a sus apóstoles ” ‘Vengan, vamos nosotros solos a descansar un poco en un lugar tranquilo’. Porque iba y venía tanta gente, que ellos ni siquiera tenían tiempo para comer.” (Mc 6,31).  Y es curioso que el episodio que le sigue, la multiplicación de los panes y los peces para dar de comer a aquella multitud hambrienta, es interpretado siempre desde una óptica materialista como remedio del hambre. ¿No fue también, más profundamente un maravilloso banquete que prefiguraba el banquete celestial, una fiesta a la vida?

Recuerdo una vez que, en medio de una “marcha de la libertad”, agotados hasta el extremo, celebrábamos al final del día, a oscuras y susurrando, un cumpleaños con una simple madalena (hoy dicen cupcake) con una vela, y sentíamos que por minutos no estábamos muertos de fatiga sino alegres hasta las entrañas por la amiga a quien festejábamos así.

Por eso en la pedagogía del Cambio Profundo damos espacio a la fiesta. A la celebración que pone en obra el agradecimiento y supera el utilitarismo. A la fiesta que está presente en nuestras culturas tradicionales como espacios para compartir la alegría. Como decía Gloria Stefan: vamos a hacer una fiesta para que este amor crezca más:

Comparto el gozo, me entreno para la alegría

Hoy voy a compartir el gozo. Voy a darme un día de fiesta, dedicando un tiempo a recordar las flores que crecen hasta en medio de las batallas más duras. Hoy afirmo que la vida, a veces tan cruel, es bella. Hoy voy a presentar al Señor las primicias de lo que va a ser la Vida cuando la esperanza se realice.

Y lo voy a compartir. Una fiesta con alguien, pues el gozo necesita ser compartido. Voy a invitar a alguien a un refresco, o a compartir panecillos dulces. Voy a detenerme a charlas con los amigos y agradecerles su importancia. Voy a llevar a casa, con mi familia, un signo de fiesta: una torta para el postre, un buen vino o unos zumos, diez kilos de Pizza o Pollo Campero,… y me alegraré de que hoy, aquí, estoy vivo y con tantos y tantos dones, con tantos amigos reales. Y el presente es lo único que tenemos, por eso hoy me olvido por un momento del dolor y la lucha.

Es tiempo de fiesta. Celebra la vida. Es el magnífico mensaje del cantante Axel que seguro nos acompañará hoy en muchos instantes:

¡Buena celebración!

Anuncios

2 responses to “Día 20: Comparto un gozo

  1. Mercedaria dice:

    Gracias por compartir el gozo y la alegría a muchos hermanos que lo necesitan, especialemente a todos nosotros, verdaderamente tenemos que ser transmisores de Gozo, Paz y mucha pero mucha Alegría, tanto interior como exterior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: