Caminito de Belén

Vamos a buscar dónde es que nace Jesús en esta Navidad

El camino de la Familia

en 27 noviembre, 2014

Dios, que nos ha creado a su imagen y semejanza, ha puesto bien dentro de nosotros la multiplicidad: carnales y espirituales, ocupados en diez mil asuntos vitales, con mil grados de libertad y una sola determinación: aprender a amar.

Construyendo familias santas. Lema del Año Pastoral 2014, La Merced de Antigua Guatemala

Construyendo familias santas. Lema del Año Pastoral 2014, La Merced de Antigua Guatemala

La familia es la gran escuela para esta multiplicidad de amores que se resuelve en el amor. Un grupo de personas que Dios ha reunido en convivencia bajo el mismo techo, con la tarea de hacer de la casa un hogar y de la colaboración una fuente de comunión. La familia es el gran invento de Dios: “Por eso doblo mis rodillas ante el Padre, de quien toma nombre toda familia en el cielo y en la tierra…” (Ef 3,14), y lo ha ratificado con las bendiciones que brotan de la relación de esposos, de padres e hijos, de adultos con sus ancianos…: “Honra a tu padre y a tu madre, para que vivas una larga vida en la tierra que te da el Señor tu Dios” (Ex 20,12); “¡Haz, pues, que tu padre y tu madre se sientan felices y orgullosos!” (Prov 23,25).

Este ha sido el centro pastoral de la comunidad cristiana desde la que escribimos estas reflexiones, la Merced de Antigua Guatemala. Por eso, llegando de nuevo a este tiempo maravilloso del año en el que nos preparamos para recibir a Jesús que viene de nuevo a nuestras vidas, nos proponemos educar la mirada y el corazón para vivir el amor en familia.

Familia Caqchikel esperando la Cruz de la Juventud. Santa María de Jesús, Guatemala.

Familia Caqchikel esperando la Cruz de la Juventud. Santa María de Jesús, Guatemala.

Aprendamos de nuevo a confiar en los nuestros, a asumir su forma de ser como un regalo “aparcando el miedo a sufrir” (Alex Ubago). Aprendamos a ser como niños en las manos de Dios paras así entrar en el Reino de los Cielos (Mt 18,3).

Esta es la reflexión que me surge constantemente cuando vuelvo a ver esta foto sorprendente del 10 de noviembre, a la entrada de Santa María de Jesús, mientras entregábamos la Cruz de la Juventud a esa maravillosa y muy viva parroquia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: