Caminito de Belén

Vamos a buscar dónde es que nace Jesús en esta Navidad

Día 1: ¿Quién es mi familia?

wpid-1.pngEl primer paso de mi camino hacia Belén por la ruta de la familia está hecho de miradas y preguntas: ¿Quién es mi familia?

Me lo pregunto desde la realidad actual de mi vida, este río de experiencias y circunstancias que modifican mis paisajes con tanta frecuencia. Mi familia hoy es distinta de la que tenía cuando era niño, una familia distinta de la que me acompañaba en la vida hace cinco años. Con frecuencia definimos a la familia por el cliché de las relaciones de sangre: mis padres, mis hermanos, o la esposa/esposo y los hijos. Pero mi familia son las personas con las que he comparto mi vida por amor, y eso es una realidad mucho más compleja y rica que se dibuja a mi alrededor.

¿Quién soy yo - quién es mi familia?

¿Quién soy yo – quién es mi familia?

Hoy vamos a dedicar el día a preguntarnos y pensar: ¿Quién es mi familia? Surgirán rostros, miradas, experiencias… Descubriré un tejido riquísimo de círculos concéntricos, con fronteras mucho mucho más amplias que las que inicialmente vivo.

Un tejido de vida, de apoyos, a veces de tensiones y dolores que nos hemos causado juntos.

Un tejido de risas compartidas en momentos importantes, de lágrimas derramadas juntos, de abrazos en momentos felices o dolorosos.

Un tejido de vidas entrelazadas por un hábil tejedor que teje mi vida.

No son las paredes de mi casa los que deciden quién es mi familia, sino las fuerzas de atracción que hay en mi corazón.

Pienso ¿Quién es mi familia?

¿Quiénes son mi familia? [Del Caminito de Belén 2013]

Recuerdo los mapas familiares, árboles genealógicos inmensos, y miro con cariño y respeto la relación actual con cada uno. Relaciones que iniciaron con el vínculo de la sangre o los lazos matrimoniales. Familia que agrupa a personas que no se escogen, que Dios pone ahí, a las que añadimos a veces amigos de la familia y otras extrañas y hermosas relaciones (como las que recibimos los que vivimos en comunidad…)

¿Cómo es la vida de mi núcleo familiar?  [Del Caminito de Belén 2013]

Los lazos familiares se extienden mucho más allá del horizonte, pero hay un núcleo, formado inicialmente por la pareja paterna y los hijos, y reconstituido en mil maneras distintas. Es siempre el grupo más cercano, de convivencia diaria. ¿Cómo es la vida de esta familia? ¿Qué hacemos juntos?. ¿De qué hablamos? ¿Qué objetivos tenemos? ¿Qué normas y esfuerzos compartidos vivimos?

Deja un comentario »

Día 5: Me asombro de la vida que Dios me da

5En este día, el último de la primera etapa de viaje, voy a hacer algo tan sencillo y tan potente como cultivar el agradecimiento.

Cuando agradecemos, abandonamos esta triste mentalidad capitalista del consumo y emigramos hacia la gratuidad. Se agradece el don, lo que llega gratis. Pero sobre todo, nos sentimos llevados a agradecer al donante, a la persona que nos hace llegar el favor o regalo. Cuando me dan un vaso de agua fresca después de un partido, no le digo gracias al vaso o a la fuente, sino a la persona que me ofreció.

Pero muchas veces nuestro mecanismo de agradecimiento está encallado u oxidado. No sabemos ver lo gratuito. Agradecemos poco y mal. Agradecemos sólo lo extraordinario y grande, y nos olvidamos de lo pequeño y e lo que siempre está ahí. Agradecemos lo que nos gusta o queda bien, y olvidamos lo que a veces nos duele, pero nos hace crecer, como una exigencia de un amigo o de los padres.christmaskitty1El agradecimiento limpia mi mirada. Me devuelve la capacidad de asombrarme, de maravillarme por los pequeños detalles, y empiezo de nuevo a valorar las cosas por su valor más que por su precio y utilidad. Agradecer me hace libre.

El agradecimiento también me vacuna contra una peligrosa enfermedad: la miopía impaciente. Cuando estoy en un proceso de cambio, tiendo a valorar demasiado los resultados, atándome al corto plazo y destrozando la siembra profunda de cambio en el corazón. Cuando agradezco a Dios se que sus caminos no son los míos y aprendo a levantar la mirada y confiar en lo que no ven mis ojos materiales, pero se anuncia a los ojos de la esperanza.

Cambia tu vida: agradece lo que tienes ahora, lo que vives, lo que eres,…

NOTAS:

1) Esta carencia de agradecimiento es tan fuerte en los cristianos de este lado del mundo (occidente) que existen unos misioneros dedicados simplemente a extender el agradecimiento ( http://www.frmaria.org/ ).

2) El dibujo es de Rajacenna: http://www.rajacenna.com/

Deja un comentario »

Día 4: Me regalo un SÍ

4

La conversión es un regalo de Dios que derriba montañas de obstáculos como si fuera cartuchos de dinamita. Saber decir a lo nuevo y positivo es lo que me saca de debajo de esa montaña, es como ponerle una mecha a la dinamita… ¡y encenderla!

Dynamite-5.svg

Sin embargo, en la vida diaria, tendemos a evitar la contundencia y la claridad del afirmativo, del compromiso; adoptamos lenguajes ambiguos, evitamos opciones comprometidas, procuramos alcanzar el máximo de beneficios con el mínimo de renuncias, orquestamos arreglos con posiciones contrapuestas, ensalzamos la espontaneidad de poder decir No a lo que antes fue un SÍ, para luego volver a cambiar….

Así intentamos quedar bien con todo el mundo, pero impedimos que den frutos el compromiso, la claridad, la vida nueva.

” es una palabra extremadamente importante, que no he de usar alocadamente, porque abre caminos y me compromete y me vincula con la dirección que elegí. pero cuando llega el momento, asumo mi.

Hoy me regalo un pequeño , un compromiso de acción que también encenderá la mecha de la conversión.

Voy por tanto a regalarme un compromiso sencillo, allí donde antes no hacía nada o donde mi respuesta variaba. Al hacerlo con claridad y conciencia simplifico mi existencia y paso al otro lado de la decisión, al lado de la acción, celebrado con el vino de la alegría y coronado con el éxito. Así descubro que comprometerme en aquello que deseo, lejos de esclavizarme, me hace realmente libre.

Elijo algo pequeño, sencillo, que pueda hacer todos los días, que traiga un beneficio visible para que se fortalezca esta nueva actitud. Así aprendo que el compromiso es un regalo que me hago a mí mismo y una puerta abierta a la fuerza de Dios.  A partir de hoy… (realizar el compromiso)

SIblue

María inauguró la nueva etapa de la Historia de Salvación con su aceptación del plan de Dios: supo asumir y aceptar,  entregándose sin reservas… arriesgando muchas cosas, confió en el Espíritu, y asintió.  Por eso tradujo existencialmente ese sí a lo que ella podía vivir: “Entonces María dijo: —Yo soy esclava del Señor; que Dios haga conmigo como me has dicho.” (Lc 1, 38)

Jesús nos dijo que nuestro lenguaje debe ser claro y sencillo: “Digan sí cuando es sí y no cuando es no; cualquier otra cosa que se le añada viene del demonio” (Mateo 5,37). San Pablo nos recuerda además que no podemos ir diciendo primero sí, y luego echarnos atrás y decir no, o toda la serie de excusas existenciales para la mediocridad: que quizás, que yo no dije eso, o que no me conviene, u otra excusa similar:

La Palabra que les dirigimos no es sí y no. Porque el Hijo de Dios, Cristo Jesús, a quien les predicamos Silvano, Timoteo y yo, no fue sí y no; en él no hubo más que sí. Pues todas las promesas hechas por Dios han tenido su SÍ en él” (II Cor 1,18-20).

Ante el SÍ de Dios, nuestra respuesta debe ser un SÍ decidido y sencillo, auténtico.

Y la Biblia termina con estas palabras de Apocalipsis, con el asentimiento a la llamada de Dios:

“El que declara esto, dice: «Sí, vengo pronto.» Amén. ¡Ven, Señor Jesús! Que el Señor Jesús derrame su gracia sobre todos.” (Apocalipsis 22, 20-21)

Anunciación, por Jaume Busquets (fachada de la Sagrada Familia de Gaudí). María se inclina ante el mensaje, su entrega es recogimiento y realización silenciosa...

Anunciación, por Jaume Busquets (fachada de la Sagrada Familia de Gaudí). María se inclina ante el mensaje, su entrega es recogimiento y realización silenciosa…

Deja un comentario »

Día 3: Renuncio a…

3

La conversión es un regalo de Dios que derriba montañas de obstáculos como si fuera cartuchos de dinamita. Saber decir que NO a lo que te retiene bajo esa montaña es como ponerle una mecha a la dinamita… ¡y encenderla!

Hoy voy a decir NO. Esa es una palabra importante, muy buena cuando se usa para renunciar y liberar, que debo decir sin miedo y con claridad. En la vida hay que decir que NO a muchas cosas. Cosas que me hieren, o que hacen daño a otros, o que me atan al presente… cosas que me desvían del camino de vida que me lleva a la felicidad.

Además, cada vez que hago una  opción diciendo SÍ a algo importante, me obligo a multitud de renuncias, tanto a los otros caminos como a pequeñas posibilidades que romperían mi gran compromiso. En este caso, me obligo a muchos NO cada vez que digo un SÍ:  son consecuencia vital y garantía de fidelidad a los SÍ pronunciados a la vida.G12_Boy-2
Y muchas veces nos asustamos ante el NO, lo evitamos, lo postergamos, lo escondemos…NOblue

Hoy, en esta etapa de activación de la conversión, voy a decir que NO a una cosa que me obstaculiza y me distrae de mi camino de vida. Una sola cosa. NO grandes decisiones, sino algo sabio y pequeño que hará mi vida más ligera, más libre. Algo sencillo que boto fuera y, aunque me cueste, no va a volver a entrar. Hoy voy a decir, de una vez por todas, como Alejandro Sanz, Te lo agradezco, pero… ¡NO!

Sin ira, sin enfados. Sembrando nueva vida. Hoy digo… NO

G12_Flower_Seed

Los dos iconos son de una serie de Raindropmemory, un artista con grandes colecciones de iconos en free icons (www.softicons.com), Su trabajo, bajo licencia Creative Commons, puede verse en su sitio en Devianart: http://raindropmemory.deviantart.com/ 
1 Comentario »

Día 2: El gran paso es un pequeña decisión

2

La conversión, la fe, la esperanza, la caridad. La Paz, el agradecimiento, la perseverancia, la humildad. La sabiduría, entendimiento, ciencia, consejo, fortaleza,.. Los regalos de Dios tienen una curiosa dinámica, pues son verdaderamente regalos que vienen de Él: gratuitos, nuevos, sorprendentes, Así es el ánimo que recibo cuando ya no me quedan fuerzas o el cambio inesperado cuando todo parecía perdido. Pero al mismo tiempo requieren mi cooperación, mi compromiso. De esta manera asumo los dones de Dios como parte real de mi vida.

Cambiar de verdad, de corazón, es un regalo de Dios. Mi parte es dar un pequeño paso. Hoy no voy a hacer como siempre, proponerme de repente ser buen hijo, ser buen ciudadano, no pelearme con mis hermanos, no dejar la tarea para otro día,…
Hoy en mi camino de Belén, voy a dar un sólo paso. Una decisión pequeña. Sólo una. Sencilla. Algo que pueda hacer todos los días. Y que sea parte del cambio, de la conversión que Dios me da: que ponga un poco de paz a mi vida, que me permita hacer el bien, que me enseñe a amar.

Hoy mi pequeño paso es simple: decido, por ejemplo, rezar por las noches antes de dormir. Ordenar mi escritorio cada mañana. Intentar hablar cada día con una persona con la que nunca hablo.

Y al hacer cada día ese pequeño gesto doy mi pequeño paso para que crezcan en mí el gran regalo de Dios.

angel128

El 21 de julio de 1969, Neil Armstrong, desciende por las escaleras del Módulo Lunar “Eagle”. Una vez activada la cámara de TV, describe a Houston lo que ve, y al pisar el suelo , dice la famosa frase: “Un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la Humanidad”.

Deja un comentario »

Día 1: ¿Qué debe cambiar en mi vida?

1Hoy empiezo mi camino hacia la Navidad, hacia Belén.

Este camino está hecho de regalos de fe. Pero una fe contaminada por supersticiones, fatalismos, temores, ruidos, rencores, riquezas materiales y pasiones hechas de tierra vieja.

Según el Plan del Cambio Profundo, el día primero está dedicado a preguntarme y pensar. Nada más. Hoy, pensando en los regalos que Dios me pone delante, me pregunto:
¿Qué debe cambiar en mi vida?
Intento mantenerme en la pregunta, mirando, reflexionando, recordando, asociando, explorando, investigando.
¿Qué debe cambiar en mi vida?
Procuro no sacar conclusiones ni hacer propósitos: simplemente miro y, al final del día, reflexiono y ofrezco lo que haya encontrado a Dios que me acompaña.
¿Qué debe cambiar en mi vida?
De una vida mundana a una vida divina. De la costumbre a la fe cierta… Si soy capaz de mantener la tensión y hacer esta pequeña tarea, podré poner en marcha una auténtica conversión en mi vida. Seguro.

Pregunta

3 comentarios »

Primera Etapa: A Belén por los regalos de Dios (fe)

Corazon preocupadoPinta sin salirte de la línea, copia esas letras, chuta más fuerte, cómetelo todo, esfuérzate más, ¿qué es lo que has hecho? ¿no ves que está mal? ¡hazlo mejor! ¡no te quejes! ¡no llores!

Toda mi vida me han pedido mejoras y cambios desde la exigencia, apuntando a mis errores y apelando a la vergüenza, excitando mi competitividad, pintándome panoramas de éxito o infiernos de vida desperdiciada…

Y así he sustituido un esfuerzo por otro, un pequeño éxito por la siguiente tarea sin estar nunca satisfecho, sin que lo logrado sea nunca, nunca suficiente.

Corazon_Feliz¿Será que Dios actúa así? ¿Será que el viejo esquema de compromiso-pecado-castigo-arepentimiento-compromiso… es la única y vieja respuesta de Dios?

¡Pues no! Los profetas anunciaron inmensos regalos de Dios que Él nos dará por fidelidad a su amor por nosotros: “…si no somos fieles, él sigue siendo fiel, porque no puede negarse a sí mismo. (2 Tim 2,13).

Tú, Señor nos revelas que “con lazos de ternura, con cuerdas de amor, los atraje hacia mí; los acerqué a mis mejillas como si fueran niños de pecho; me incliné a ellos para darles de comer” (Os 11,4).

Regalos Empecemos a preparar la Navidad como lo que es realmente: el regalo de Dios. Y eso significa que el camino que lleva a Belén está hecho de ese mismo material, porque al llegar la plenitud de los tiempos Dios ha enviado a su Hijo Único porque porque “él nos amó primero” (1 Jn 4,19).

La primera etapa del camino de este año es acostumbrarse a recibir los regalos gratuitos de Dios, con brazos abiertos, con humildad profunda, con agradecimiento sincero…en síntesis, “basta que tengas fe” (Mc 5,36) “para que nuestra alegría sea completa” (1 Jn 1,4).

Ese el el signo de la navidad: el regalo que Dios da.

Candelas_Fondo_Transparente

Si quieres recordar qué es el Caminito de Belén, consulta la entrada de invitación del año pasado.

5 comentarios »

Día 5: Me asombro de la vida que Dios me da

En este día, el último de la primera etapa de viaje, voy a hacer algo tan sencillo y tan potente como cultivar el asombro. Un asombro ante las maravillas de Dios que se convertirá, seguro, en agradecimiento.

Cuando agradecemos, abandonamos esta triste mentalidad capitalista del consumo y emigramos hacia la gratuidad. Se agradece el don, lo que llega gratis. Y además, agradecemos a la persona que nos hace llegar el favor o regalo. Cuando me dan un vaso de agua fresca después de un partido, no le digo gracias al vaso o a la fuente, sino a la persona que me ofreció.

Pero muchas veces nuestro mecanismo de agradecimiento está encallado u oxidado. No sabemos ver lo gratuito. Agradecemos poco y mal. Agradecemos sólo lo extraordinario y grande, y nos olvidamos de lo pequeño y e lo que siempre está ahí. Agradecemos lo que nos gusta o queda bien, y olvidamos lo que a veces nos duele, pero nos hace crecer, como una exigencia de un amigo o de los padres.

Cambia tu mundo: agradece lo que tienes, lo que vives, lo que eres,…

NOTAS:

1) Esta carencia es tan fuerte en los cristianos de este lado del mundo (occidente) que existen unos misioneros dedicados simplemente a extender el agradecimiento ( http://www.frmaria.org/ ).

2) El dibujo es de Rajacenna: http://www.rajacenna.com/

2 comentarios »

Día 4: Me regalo…

Ayer dije que NO a algo que me impide seguir mi camino en busca de Dios en Belén. Hoy me regalo un SÍ, un compromiso de acción. “Sí” es una palabra extremadamente importante, que no he de usar alocadamente, porque cuando la digo me compromete y me vincula con lo que asumí. Por eso tendemos a evitar esta claridad y adoptamos lenguajes ambiguos, sin definir del todo para no tener que implicarme del todo.
Jesús ya dijo que nuestro lenguaje debe ser claro y sencillo: “Digan sí cuando es sí y no cuando es no; cualquier otra cosa que se le añada viene del demonio” (Mateo 5,37). San Pablo nos recuerda además que no podemos ir diciendo primero sí, y luego echarnos atrás y decir no, o toda la serie de excusas existenciales para la mediocridad: que quizás, que yo no dije eso, o que no me conviene, u otra excusa similar.

La Palabra que les dirigimos no es sí y no. Porque el Hijo de Dios, Cristo Jesús, a quien les predicamos Silvano, Timoteo y yo, no fue sí y no; en él no hubo más que sí. Pues todas las promesas hechas por Dios han tenido su SÍ en él” (II Cor 1,18-20).

María dijo "SÍ"

Voy por tanto a regalarme un compromiso sencillo, allí donde antes no hacía nada o donde mi respuesta variaba. Al hacerlo con claridad y conciencia simplifico mi existencia y paso al otro lado de la decisión, al de la acción, celebrado con el vino de la alegría y coronado con el éxito. Así descubro que comprometerme en aquello que deseo, lejos de esclavizarme, me hace realmente libre.

Para practicar el regalo de este SÍ liberador, en este caminito hacia el cambio en el corazón, elijo algo pequeño, sencillo, que pueda hacer todos los días, que traiga un beneficio visible para que se fortalezca esta nueva actitud. Así aprendo que el compromiso es un regalo que me hago a mí mismo y una puerta abierta a la fuerza de Dios.
Hoy me regalo. un sí a mi vida y a mi futuro. A partir de hoy… (realizar el compromiso)

Firmar un acuerdo cambia la vida de una persona, de un país.

Deja un comentario »

Día 3: Renuncio a…

En la segunda canción de Alejandro Sanz con Shakira, el cantante hace una sorprendente declaración de renuncia ante la bella colombiana: Te lo agradezco pero no te lo agradezco mira niña pero no yo ya logré dejarte aparte no hago otra cosa que olvidarte te lo agradezco pero no te lo agradezco mira niña pero no te lo agradezco corazón…

La maravilla de decir NO. Hoy voy a decir NO. Esa es una palabra importante, muy buena cuando se usa para renunciar y liberar, que debo decir sin miedo y con claridad. En la vida hay que decir que NO a muchas cosas. Cosas que me hieren, o que hacen daño a otros, cosas que me desvían del camino de vida que me lleva a Belén y a la felicidad.

Ademaś, en la medida en que hago opciones, diciendo SÍ a cosas importantes, me obligo a multitud de renuncias a las otras alternativas que he excluido. En este caso, me obligo al NO como consecuencia y garantía de fidelidad a los SÍ pronunciados antes.

Hoy, en esta etapa de “¿Qué debe cambiar en mi vida?”, voy a decir que NO a una cosa que me obstaculiza y me distrae de mi camino de vida. Una sola cosa. NO grandes decisiones, sino algo sabio que hará mi vida más ligera, más libre. Algo sencillo que boto fuera y, aunque me cueste, no va a volver a entrar. Hoy voy a decir, de una vez por todas, como Alejandro Sanz, Te lo agradezco, pero… ¡NO!

Sin ira, sin enfados. Hoy digo… NO

 

Deja un comentario »