Caminito de Belén

Vamos a buscar dónde es que nace Jesús en esta Navidad

Día 15: Optimismo, vencerá el bien

15Cada quinto día llega la tarea que más me gusta, y la que probablemente es más útil en el Caminito de Belén. Es la tarea de Agradecer y Contemplar, que en el caso del regalo de la esperanza, se convierte en un simple y potente “Disfrutar del optimismo“.

Esa es mi tarea hoy: disfrutar del optimismo. Contemplarlo en acción cuando va renovando mis expectativas , celebrarlo cuando se impone a las derrotas, y dejarse llevar prudentemente por él cuando emprendo cada tarea.

Hoy voy a disfrutar del optimismo fundado y realista que Dios me regala.

image

En las “Confesiones” de San Agustín, la mejor autobiografía de la antigüedad, su autor nos cuenta cómo se embarcó en la mayoría de las grandes corrientes intelectuales y místicas de su tiempo, buscando siempre la verdad. Nos transmite su entusiasmo ante cada oferta de salvación, y su decepción al encontrar sólo atisbos de sabiduría y, muchas veces, simple manipulación de adeptos.

El mercado de esperanzas del siglo XXI no está tan bien surtido como el de excusas para el pesimismo, tan de moda en épocas de crisis. Pero es muuuy abundante. Desde el “ya verás como todo va bien…porque sí”, hasta el sutil engaño de los adeptos de “El Secreto”, hay miles de propuestas para tranquilizarse porque las cosas van a ir bien a partir de ahora. Sin embargo, la esperanza cristiana destaca por su potencia específica, por su alcance, y por su verificación. Es una esperanza que genera optimismos que no defraudan:

  • La potencia de la esperanza cristiana, su motor, viene de Dios mismo que se introduce en nuestra historia para convertirla en Historia de Salvación.
  • El alcance de la salvación cristiana llega hasta la salvación eterna, nada menos.
  • La verificación de esta salvación se produce por la concordancia de vida en el creyente: no te fies de una esperanza que te deshumaniza o te aísla de los demás; fiáte sólo de lo que te hace más persona y más solidario.

Hoy, simplemente, contemplo y agradezco: ¡Vencerá el bien, Dios lo hará y cuenta conmigo para la empresa!

¡Aleluya!G12_Girl-1

Anuncios
Deja un comentario »

Día 14: Cálculo infinitesimal (de soluciones)

14Queremos cambiar las cosas, pero es tan poco lo que podemos hacer , apenas una gota en medio del desiertoHuellas_Muchas… ¿Qué puede cambiar eso?

Recordemos un viejo truco de lógica:

Dos amigos discutían sobre las matemáticas y las predicciones. Uno decía que todos esos cálculos no servían para nada, y que toda su vida se había dejado llevar de su intuición.

– Ok, -le contestó el otro- te apuesto lo que quieras a que en Caracas (Madrid, Barqusimeto, Santiago, cualquier ciudad grande) hay dos personas con el mismo número de cabellos en la cabeza.

– ¡Ja! ¡Imposible! ¿Cómo van a tener el mismo número de pelos en la cabeza? ¿Y cómo lo vas a averiguar? ¡Contandolos, seguro, JaJaJa!

– Pues te lo demuestro enseguida. A ver, ¿sabes cuantos pelos tenemos en la cabeza, aproximadamente?

– ¡Pues muchísimos! Una vez oí que eran unos trescientosmil, imagínate…

– Pues ya ha quedado claro: si una persona tiene entre cero y trescientos mil, pon trescientos cincuenta mil los más peludos, aunque cada uno tuviera un número distinto de pelos, el habitante 350.001 por fuerza tendría un número repetido… ¿Me expliqué?

-¿!…..

La moraleja está en saber valorar el efecto de los pequeños efectos, los infinitésimos, cuando se suman en grandes cantidades. Esto es el fundamento del cálculo infinitesismal o diferencial, que inventaron casi al mismo tiempo Leibnitz y Newton, grandes exploradores del universo (y profundamente religiosos ambos).

Integral

En el Caminito de Belén, nos comprometemos en la Pedagogía del Cambio Profundo, confiando en que, además del cambio interior, mi cambio de comportamiento sumado al de otros miles, en este sistema donde todo está entrelazado, producirá efectos profundos en el mundo.

Hoy voy a poner en marcha cambios que traigan esperanza. Camvbios infinitesimales que anuncian transformaciones gigantescas:

  • Hoy voy a manejar en el tráfico de la ciudad con respeto y dejando paso al que lo necesite.
  • Hoy voy a proteger y a ayudar, porque sí, a esta persona que está indefensa.
  • Hoy voy a saludar al compañero con el que nunca hablo.
  • Hoy voy a dejar paso en la puerta del metro.
  • Hoy voy a hacer mi trabajo con excelencia.
  • Hoy …

Se que un gesto de amabilidad en el metro no cambia a la masa enfurecida y arrogante que empuja a la hora pico. Pero mi compromiso con los valores que la humanidad necesita son como una radiobaliza, como un faro que atrae las miradas del cielo y despierta las fuerzas de atracción de bien. Y al interactuar con decenas, miles, cientos de miles de personas, abre caminos nuevos e inesperados a la gracia de Dios.

Hoy lanzo a mí, al mundo y a Dios un gran mensaje de esperanza.G12_Flowerpot_Flower

4 comentarios »

Día 13: Ahorro problemas (esperanza activa)

13Hoy, en nuestra migración espiritual hacia el centro de la Navidad (el encuentro con Cristo), es día para Quitar y Cambiar. Día para decir activa y positivamente NO en bien de mí mismo y del mundo.

La gran esperanza cristiana es saber que gracias a Dios al final vencerá el bien, y saber algo de este bien porque ya hemos empezado a disfrutar los grandes bienes de Dios: la comunión con Dios Trinidad, la bondad, la paz interior y exterior, la justicia social y la nueva civilización del amor… Pero en el momento presente “necesitamos tener esperanzas –más grandes o más pequeñas–, que día a día nos mantengan en camino.” (SS 31). Ante un mundo en el que todavía destaca el egoísmo, la violencia y el sufrimiento sin sentido, nuestra esperanza se vuelve compromiso activo por el bien. Nos lanzamos pues al trabajo de la transformación del mundo y del propio corazón, al empeño por defender la dignidad humana, a la lucha por la libertad y la justicia.

El plan de hoy es muy sencillo, aunque exige una gran humildad. Mi aportación hoy para cambiar el mundo será dejar de hacer una cosa que me distancia de la realidad, o una evasión que retarda mi compromiso. Algo pequeño y sencillo, que pueda mantener con facilidad por este tiempo y, si el resultado es bueno, más allá.

  • Puede ser en las palabras: voy a dejar de usar calificativos con esta persona, o eliminar de mi boca esta palabra, o voy a dejar de ignorar a un compañero,…
  • Puede ser en las costumbres personales: voy a dejar de abrir la nevera a todas horas, voy a dejar de ponerme tareas que no voy a cumplir, voy a dejar de perder el tiempo en internet, voy a dejar de tomar la bebida “XYZ” que sé que no me hace bien,…
  • Puede ser en las relaciones sociales:  voy a dejar de mentir sobre este tema a mi familia, voy a dejar mi infidelidad con esta persona, voy a dejar de ver televisión o el teléfono cuando hable con gente que quiero,…

AtardecerApure1600

Experiencia: las tres mejores acciones para mantener la barca a flote son: no sobrecargarla, no meterla por rápidos y zonas con arrecifes, y sacar el agua que entre dentro. Quitar más que poner. Así de simple.

¡Ánimo y adelante!G12_RPG

Dice el papa Benedicto XVI en su Encíclica “Spes Salvi”:

“,,,nuestro obrar no es indiferente ante Dios y, por tanto, tampoco es indiferente para el desarrollo de la historia. Podemos abrirnos nosotros mismos y abrir el mundo para que entre Dios: la verdad, el amor y el bien. Es lo que han hecho los santos que, como « colaboradores de Dios », han contribuido a la salvación del mundo (cf. 1 Co 3,9; 1 Ts 3,2). Podemos liberar nuestra vida y el mundo de las intoxicaciones y contaminaciones que podrían destruir el presente y el futuro. Podemos descubrir y tener limpias las fuentes de la creación y así, junto con la creación que nos precede como don, hacer lo que es justo, teniendo en cuenta sus propias exigencias y su finalidad. Eso sigue teniendo sentido aunque en apariencia no tengamos éxito o nos veamos impotentes ante la superioridad de fuerzas hostiles. Así, por un lado, de nuestro obrar brota esperanza para nosotros y para los demás; pero al mismo tiempo, lo que nos da ánimos y orienta nuestra actividad, tanto en los momentos buenos como en los malos, es la gran esperanza fundada en las promesas de Dios.” (SS 35)

Deja un comentario »

Día 12: ¡Vencerá el bien!

12

Imagínate que, en medio de una travesía por el mar, tu barco se hunde y te quedas sólo en una balsa en mitad del océano. Al amanecer sólo contemplas un inmenso horizonte de olas y viento, y tu cabeza te dice que estas a miles de kilómetros de la costa, apenas tienes provisiones y el agua potable te bastará para muy pocos días.

Esas fueron las condiciones en las que se encontraron personas como Steven Callahan o  Poon Lim. El primero consiguió sobrevivir 76 días en un bote hinchable. Poon Lim, marinero durante la Segunda Guerra Mundial, consiguió sobrevivir en una miserable balsa durante ¡133 días!

Sus relatos cuentan cómo la superviviencia depende tanto del ingenio para conseguir pescar y recoger agua de lluvia, como de la fuerza de la esperanza de ser rescatado algún día. Esta esperanza es puesta a prueba duramente con cada tormenta y herida y, sobre todo, cuando pasan cerca barcos que no llegan a verlos y recogerlos. Sólo la férrea disciplina de mantenerse luchando y esperando puede mantenernos vivos y a flote.G12_RPG

La esperanza nos ancla firmemente a aquello que esperamos. Pero a diferencia de un sueño o un deseo sencillo, la esperanza contiene convicciones y fuerzas de transformación, que se convierten en escudo y espada para mantenerme en el combate de la vida.

Hoy, tras pasar el primer día de la esperanza preguntándome qué le pasa al mundo y dónde están los signos de la victoria de Dios,  voy a dedicar mi tiempo del caminito a un ejercicio aparentemente banal, pero de una extraordinaria importancia: desempolvar, renovar y afilar mi convicción de que al final triunfará el bien.

Si me fijo bien, todos tenemos esa idea un poco ingenua y optimista en la cabeza, pero como ya dijimos, eso no basta para la esperanza. Hay que cuidar y alimentar esta esperanza con los signos de los tiempos, y afilarla con el roce con las dificultades y los obstáculos para el bien, que irán dando forma y filo a mi convicción hasta hacerla verdadera esperanza vital.

Hoy miro el mundo, repaso mis proyectos y ante las dificultades de cualquier tipo saco a relucir mi tarea de hoy: ¡Vencerá el bien!Finder

Deja un comentario »

Día 11: ¿Qué le pasa al mundo?

11Hoy toca preguntarse, pero esta tarea sencilla es en realidad muy difícil de realizar con autenticidad. Mucha gente dice que el mundo va bien o mal, pero no miran el mundo, porque tienen ideas simplificadas, al servicio de una postura previa.

¿Asumes tú alguna vez una de estas posturas?:

  • No importa lo que pasa porque “esto ha pasado y pasará”; “nunca vamos a salir de esto”; “estamos condenados a la extinción”; “esto no lo cambia nadie”… Mi convicción en el fatalismo del destino o en la maldad del ser humano está por encima de cualquier realidad que observe
  • No importa lo que pasa porque “todo va a salir bien, porque sí”; “tranquilo que en el fondo ya verás como…”. Mi confianza en una fuerza, humana o divina, que lo arregla todo está por encima de cualquier hecho que pase.

Tener esperanza no es apuntarse a la segunda postura con un optimismo rosa y “mononeuronal”. Tener esperanza no es darle la espalda a los problemas reales, al flujo de acontecimientos y a la red de implicaciones que se desatan con cada decisión.  Tener esperanza no es militar en el fundamentalismo del optimismo “porque sí”.

Tener verdadera esperanza es sumergirse en el mundo y sus problemas,,, de la mano de Dios.

Sigue la Estrella!

Hoy escarbaré, con la fuerza de la pregunta, en los cimientos del mundo, Me voy a preguntar dónde están los signos de la esperanza. Lo hago con una pregunta insistente, abierta a lo bueno y a lo malo. Es una pregunta llena de fe en el Dios que no juega con el mundo, pero que tampoco juega con la vida de las personas que Él ama.

Y allí donde vea más signos de maldad o destrucción, más insistiré en observar la acción sorprendente del Dios de la vida.3071797473_e368dffab5_b

¿Qué te pasa, pequeño mundo?
¿Qué te pasa?
¿Hay cada día más brutalidad o más paz en este mundo?

¿Estamos aprendiendo a convivir en armonía con la naturaleza o a devorar mejor sus recursos? ¿Estamos cayendo en la violencia mundial, o hay cada vez menos guerras?IMG_0285

Y a nivel de mi país, ¿que está pasando? Si hay estos problemas, ¿por dónde están llegando las soluciones humanas? ¿qué acciones debemos emprender para renovar la convivencia, la paz, la concordia?IMG_0347
Piensa. No pienses soluciones. Simplemente, purifica tu mirada preconcebida, y deja que la realidad te muestre los indicios de la acción de Dios en medio de la realidad de este mundo.

Pregúntate delante de Dios.
Y confía.

Hoy las ilustraciones son de murales del pintor venezolano de espezanzas Felipe García, cuyos sitios en blogspot y  en el sitio flick (espacio de fotografías) muestran su canto a la vida que renace en cada rincón del mundo, allí donde el ser humano abre su corazón.
1 Comentario »

Día 15: Optimismo, vencerá el bien

Día de agradecimiento contemplativo.
Esta es nuestra arma secreta. La clave que nos permite mantenernos en la realidad, tocada de gracia y de regalos de Dios. Uno se vuelve agradecido – recordemos – no por esfuerzo, sino por realismo asombrado, a base de ver lo que Dios ha puesto en el mundo, en el ser humano y en mí.
Para culminar esta etapa dedicada a asumir mi lugar en este complicado mundo, hoy tenemos una tarea sencilla: practicar el optimismo. Pero, precisamente porque es sencilla, es una tarea exigente, que sólo está al alcance de gente verdaderamente sencilla y de corazón purificado (primera etapa), capaz de amar con generosidad (segunda etapa).
El agradecimiento lleva a estar atento a los dones de Dios . La atención a los dones de Dios lleva a valorar mejor lo que Dios hace en este mundo. Al ver lo que Dios hace surge con naturalidad el optimismo confiado y transformador.

Vamos a orar agradeciendo a Dios por los cambios que Él va a promover en este mundo. Por la victoria contra la contaminación y la estupidez humana. Por el declive de las guerras y por la superación de la violencia. Por la derrota de la pobreza y la miseria extrema.
Como notarás en este día, la combinación de agradecimiento, oración y optimismo es un cocktel delicioso. Encajan con naturalidad.
¿Sabes porqué?
Son las piezas dispersas de la confianza que, en tu corazón, vuelven a reunirse.
¡Gracias por participar!

Deja un comentario »

Día 14: Me regalo soluciones

Todos sabemos de muchas cosas que no funcionan en este mundo. De muchos comportamientos insolidarios y egoístas que oscurecen este mundo. Y todos muchas veces hemos hablado aquí y allá de soluciones: si todo el mundo respetara las colas, si la gente dejara de criticar al vecino,…

En el Caminito de Belén, sin embargo, nos comprometemos en la Pedagogía del Cambio Profundo. Ya hemos planeado un nuevo comportamiento (día 12) que va en la linea del cambio necesario de este mundo.

Hoy voy a ponerlo en marcha.

En vez de quejarme o de soñar con cambios que no llegan, hoy regalo soluciones al mundo.

  • Hoy voy a manejar en el tráfico de la ciudad con respeto y dejando paso al que lo necesite.
  • Hoy voy a proteger y a ayudar, porque sí, a esta persona que está indefensa.
  • Hoy voy a saludar al compañero con el que nunca hablo.
  • Hoy voy a dejar paso en la puerta del metro.
  • Hoy voy a hacer mi trabajo con excelencia.
  • Hoy …

Al hacer esto, estoy lanzándome a mí, al mundo y a Dios un gran mensaje de esperanza. Personalmente el compromiso por el bien me simplifica la vida y me da paz. Socialmente,… Bueno, un gesto de amabilidad en el metro no cambia a la masa enfurecida y arrogante que empuja a la hora pico. Pero mi compromiso con los valores que la humanidad necesita son como una radiobaliza, como un faro que atrae las miradas del cielo y despierta las fuerzas de atracción de bien. Yo creo que este es el camino correcto. Que vale la pena comportarse con educación. ¡Gran regalo!

Deja un comentario »

Día 13: Ahorro problemas

Hoy, en nuestra migración espiritual hacia el centro de la Navidad (el encuentro con Cristo), es día de Cortar y Cambiar. Día para decir activa y positivamente NO en bien de mí mismo y del mundo.
El plan de hoy es muy sencillo, aunque exige una gran humildad. Mi aportación hoy para cambiar el mundo será dejar de hacer una cosa que me distancia de la realidad, o una evasión que retarda mi compromiso. Algo pequeño y sencillo, que pueda mantener con facilidad por este tiempo y, si el resultado es bueno, más allá.
Puede ser en las palabras: voy a dejar de usar calificativos con las personas. O voy a dejar de ignorar a un compañero. O… ¿Qué se te ocurre?
Claro, eso exige asumir que hay comportamientos que dañan el mundo y fastidian a la gente, y que se acumulan en alguno de los grandes problemas de la humanidad (días 11 y 12).

Dejar de estar en mediom, dejar de ser estorbo

Atrévete. Algo pequeño, desde hoy hasta, por lo menos, el 25. Que tenga que ver con la manera de comportarse de otros cien o doscientos millones de seres humanos, al menos. Y yo decidí dejarlo…
¡Animo!

Deja un comentario »

Día 12: ¿Indignado… o dignado?

El mercedario José Ignacio Postigo hizo hace poco un “Manifiesto de un Indignado”, en el que concluye que:

No hace falta ser un lince para descubrir la libertad y la dignidad del ser humano amenazada, pisoteada, vulnerada, arrebatada en mil lugares y de mil maneras diferentes.

Esa es la base del movimiento de los indignados, prolongado ahora con el #Occupy, que nos recuerda la importancia de indignarse ante la inmensa opresión que provoca el sistema actual de bancos y riqueza global incluso en medio de la crisis.
Este primer paso, indignarse, es importante (momento del ver, del preguntarse). Pero más importante es el siguiente, el de dignarse a hacer algo en pro de la dignidad vulnerada. A este respecto escribe el mercedario:

…Por eso, habrá que dignarse. Habrá que dignarse a decir, como mercedarios, una palabra desde nuestras aulas. Habrá que enarbolar la bandera de esta palabra libre que se nos ha ofrecido para esparcirla como buena semilla en los corazones de quienes nos escuchan […] Habrá que dignarse a convencerles de que deben protegerse contra la fría intemperie publicitaria y manipuladora […] Habrá que dignarse a proclamar, ante nuestros queridos alumnos, que los seres humanos estamos por encima de todas las máquinas, del valor de los mercados, de los tantos por ciento de hipotecas…

(Texto publicado en el blog Tecnomapas del Profesor Pachús Montero: http://tecnomapas.blogspot.com/2011/07/manifiesto-de-un-indignado.html )

Hoy, desde mi indignación por todo lo que le pasa al mundo, decido dignarme a cuidar de la dignidad humana. Tomo un decisión, pequeña, de compromiso alternativo, algo que me ponga en la corriente minoritaria, pero real, de la lucha por la dignidad humana.

1 Comentario »

Día 11: ¿Qué le pasa al mundo?

Hoy toca preguntarse.
Es muy sencillo.
No creas que es poca cosa.
Mucha gente sabe que el mundo va mal. Pero tienen ideas simplificadas, hechas de opiniones de otros y de soluciones simplistas.

Nosotros nos vamos a preguntar. Con una pregunta insistente, llena de fe en Dios que toma con cariño el corazón de las personas que habitamos este mundo.

Qué te pasa, pequeño mundo.
¿Qué te pasa?
¿Porqué nos agredimos en vez de convivir con paz?
¿Porqué devoramos los recursos y contaminamos el planeta sin que los gobiernos quieran hacer algo?
Piensa. No pienses soluciones. Simplemente, purifica tu mirada intelectual, asume los mil matices de la realidad en todos sus múltiples niveles.

Piensa delante de Dios.
Y confía.

Deja un comentario »