Caminito de Belén

Vamos a buscar dónde es que nace Jesús en esta Navidad

El arte del sí

La fuente de la alegría de Jesús: su disponibilidad al Padre

Estamos reflexionando en este tiempo sobre la alegría en el Señor. Por eso citamos aquí un pasaje magnífico de la Exhortación Apostólica Gaudete in Dominum de Pablo VI:

[Jesús] hace siempre lo que place al Padre, es ésta su «comida» (cf. Jn 8,29; 4,34). Su disponibilidad llega hasta la donación de su vida humana, su confianza hasta la certeza de recobrarla: «Por esto me ama el Padre, porque yo entrego mi vida, para recobrarla de nuevo» (Jn 10,17). En este sentido, él se alegra de ir al padre. No se trata, para Jesús, de una toma de conciencia efímera: es la resonancia, en su conciencia de hombre, del amor que él conoce desde siempre, en cuanto Dios, en el seno de Padre: «Tú me has amado antes de la creación del mundo» (Jn 17,24). Existe una relación incomunicable de amor, que se confunde con su existencia de Hijo y que constituye el secreto de la vida trinitaria: el Padre aparece en ella como el que se da al Hijo, sin reservas y sin intermitencias, en un palpitar de generosidad gozosa, y el Hijo, como el que se da de la misma manera al Padre con un impulso de gozosa gratitud, en el Espíritu Santo.

25. De ahí que los discípulos y todos cuantos creen en Cristo, estén llamados a participar de esta alegría. Jesús quiere que sientan dentro de sí su misma alegría en plenitud: «Yo les he revelado tu nombre, para que el amor con que tú me has amado esté en ellos y también yo esté en ellos» (Jn17,26).

(Gaudete in Dominum, 24-25) En azul las referencias a la Alegría.

Jesús vive en profunda alegría porque  se compromete con el Sí de la entrega. Una entrega de amor que responde al amor entregado del Padre, y se extiende al amor con que nos ama a nosotros. Ese es el secreto en el que los cristianos estamos llamados a entrar para vivir en alegría (EG 10)

La conversión y el poder del Sí [Caminito 2012]

La conversión es un regalo de Dios que derriba montañas de obstáculos como si fuera cartuchos de dinamita. Saber decir a lo nuevo y positivo es lo que me saca de debajo de esa montaña, es como ponerle una mecha a la dinamita… ¡y encenderla!

Dynamite-5.svg

Sin embargo, en la vida diaria, tendemos a evitar la contundencia y la claridad del afirmativo, del compromiso; adoptamos lenguajes ambiguos, evitamos opciones comprometidas, procuramos alcanzar el máximo de beneficios con el mínimo de renuncias, orquestamos arreglos con posiciones contrapuestas, ensalzamos la espontaneidad de poder decir No a lo que antes fue un SÍ, para luego volver a cambiar….

Así intentamos quedar bien con todo el mundo, pero impedimos que den frutos el compromiso, la claridad, la vida nueva.

” es una palabra extremadamente importante, que no he de usar alocadamente, porque abre caminos y me compromete y me vincula con la dirección que elegí. pero cuando llega el momento, asumo mi.

Hoy me regalo un pequeño , un compromiso de acción que también encenderá la mecha de la conversión.

La dinámica del Sí en el proceso del cambio profundo

Voy por tanto a regalarme un compromiso sencillo, allí donde antes no hacía nada o donde mi respuesta variaba. Al hacerlo con claridad y conciencia simplifico mi existencia y paso al otro lado de la decisión, al lado de la acción, celebrado con el vino de la alegría y coronado con el éxito. Así descubro que comprometerme en aquello que deseo, lejos de esclavizarme, me hace realmente libre.

Elijo algo pequeño, sencillo, que pueda hacer todos los días, que traiga un beneficio visible para que se fortalezca esta nueva actitud. Así aprendo que el compromiso es un regalo que me hago a mí mismo y una puerta abierta a la fuerza de Dios.  A partir de hoy… (realizar el compromiso)

SIblue

Pongo mi Sí, mi humilde compromiso en las manos de Jesús y de María. Asumo compromisos con un Sí que no es sólo hacia aquello que me compromete, sino un Sí a la vida, un Sí a Dios.

Un Sí que se une a la sinfonía de Amor de toda la creación.

Deja un comentario »

Día 19: Siembra de favores

19El amor es la riqueza más importante para sobrevivir como seres humanos. Sin amor nos volvemos poco a poco animales con ropa, bestias con modales. El problema es cómo conseguir una vida con amor: ¿es acaso un premio caprichoso del destino? ¿O una habilidad ligada a la simpatía y las técnicas de autoayuda?

Un refrán popular dice sencillamente:
“Donde no hay amor!
por amor
y sacarás amor

Hoy nos proponemos iniciar una abundante siembra de amor… con semillas de favores Vamos a aplicar el viejo refrán con pequeños gestos, gestos que a su tiempo pueden producir amor en quien los recibió y en quien los sembró. Par ello lo gestos que hoy sembraré deben ser favores verdaderos, es decir, deben ser espontáneos, gratuitos y de verdadera utilidad. Así rompen el ritmo de intereses que nos aparta del encuentro con las personas. Así recordamos a los demás y a mí mismo que lo bueno es, casi siempre, gratuito, incluso cuando llega después de mucho esfuerzo y planificación.

En este día, por tanto, pemaneceré atento a las muchas ocasiones en las que puedo tender una mano para hacer un favor.

Muchas veces basta con sonreir al desconocido, saludar al subir o bajar del bus, lanzar un simple ¿Como esta usted/tu? En otras ocasiones tendré la oportunidad de ayudar a llevar una bolsa, o lavar unos platos en casa, o ayudar a mi hermano a hacer tareas,… En cualquier caso, el gesto inesperado será un regalo para la persona, y provocara sorprendentes resultados… ¡vamos a probarlo!

¡Feliz siembra de favores!

Deja un comentario »

Día 15: Optimismo, vencerá el bien

15Cada quinto día llega la tarea que más me gusta, y la que probablemente es más útil en el Caminito de Belén. Es la tarea de Agradecer y Contemplar, que en el caso del regalo de la esperanza, se convierte en un simple y potente “Disfrutar del optimismo“.

Esa es mi tarea hoy: disfrutar del optimismo. Contemplarlo en acción cuando va renovando mis expectativas , celebrarlo cuando se impone a las derrotas, y dejarse llevar prudentemente por él cuando emprendo cada tarea.

Hoy voy a disfrutar del optimismo fundado y realista que Dios me regala.

image

En las “Confesiones” de San Agustín, la mejor autobiografía de la antigüedad, su autor nos cuenta cómo se embarcó en la mayoría de las grandes corrientes intelectuales y místicas de su tiempo, buscando siempre la verdad. Nos transmite su entusiasmo ante cada oferta de salvación, y su decepción al encontrar sólo atisbos de sabiduría y, muchas veces, simple manipulación de adeptos.

El mercado de esperanzas del siglo XXI no está tan bien surtido como el de excusas para el pesimismo, tan de moda en épocas de crisis. Pero es muuuy abundante. Desde el “ya verás como todo va bien…porque sí”, hasta el sutil engaño de los adeptos de “El Secreto”, hay miles de propuestas para tranquilizarse porque las cosas van a ir bien a partir de ahora. Sin embargo, la esperanza cristiana destaca por su potencia específica, por su alcance, y por su verificación. Es una esperanza que genera optimismos que no defraudan:

  • La potencia de la esperanza cristiana, su motor, viene de Dios mismo que se introduce en nuestra historia para convertirla en Historia de Salvación.
  • El alcance de la salvación cristiana llega hasta la salvación eterna, nada menos.
  • La verificación de esta salvación se produce por la concordancia de vida en el creyente: no te fies de una esperanza que te deshumaniza o te aísla de los demás; fiáte sólo de lo que te hace más persona y más solidario.

Hoy, simplemente, contemplo y agradezco: ¡Vencerá el bien, Dios lo hará y cuenta conmigo para la empresa!

¡Aleluya!G12_Girl-1

Deja un comentario »

Día 12: ¡Vencerá el bien!

12

Imagínate que, en medio de una travesía por el mar, tu barco se hunde y te quedas sólo en una balsa en mitad del océano. Al amanecer sólo contemplas un inmenso horizonte de olas y viento, y tu cabeza te dice que estas a miles de kilómetros de la costa, apenas tienes provisiones y el agua potable te bastará para muy pocos días.

Esas fueron las condiciones en las que se encontraron personas como Steven Callahan o  Poon Lim. El primero consiguió sobrevivir 76 días en un bote hinchable. Poon Lim, marinero durante la Segunda Guerra Mundial, consiguió sobrevivir en una miserable balsa durante ¡133 días!

Sus relatos cuentan cómo la superviviencia depende tanto del ingenio para conseguir pescar y recoger agua de lluvia, como de la fuerza de la esperanza de ser rescatado algún día. Esta esperanza es puesta a prueba duramente con cada tormenta y herida y, sobre todo, cuando pasan cerca barcos que no llegan a verlos y recogerlos. Sólo la férrea disciplina de mantenerse luchando y esperando puede mantenernos vivos y a flote.G12_RPG

La esperanza nos ancla firmemente a aquello que esperamos. Pero a diferencia de un sueño o un deseo sencillo, la esperanza contiene convicciones y fuerzas de transformación, que se convierten en escudo y espada para mantenerme en el combate de la vida.

Hoy, tras pasar el primer día de la esperanza preguntándome qué le pasa al mundo y dónde están los signos de la victoria de Dios,  voy a dedicar mi tiempo del caminito a un ejercicio aparentemente banal, pero de una extraordinaria importancia: desempolvar, renovar y afilar mi convicción de que al final triunfará el bien.

Si me fijo bien, todos tenemos esa idea un poco ingenua y optimista en la cabeza, pero como ya dijimos, eso no basta para la esperanza. Hay que cuidar y alimentar esta esperanza con los signos de los tiempos, y afilarla con el roce con las dificultades y los obstáculos para el bien, que irán dando forma y filo a mi convicción hasta hacerla verdadera esperanza vital.

Hoy miro el mundo, repaso mis proyectos y ante las dificultades de cualquier tipo saco a relucir mi tarea de hoy: ¡Vencerá el bien!Finder

Deja un comentario »

Día 11: ¿Qué le pasa al mundo?

11Hoy toca preguntarse, pero esta tarea sencilla es en realidad muy difícil de realizar con autenticidad. Mucha gente dice que el mundo va bien o mal, pero no miran el mundo, porque tienen ideas simplificadas, al servicio de una postura previa.

¿Asumes tú alguna vez una de estas posturas?:

  • No importa lo que pasa porque “esto ha pasado y pasará”; “nunca vamos a salir de esto”; “estamos condenados a la extinción”; “esto no lo cambia nadie”… Mi convicción en el fatalismo del destino o en la maldad del ser humano está por encima de cualquier realidad que observe
  • No importa lo que pasa porque “todo va a salir bien, porque sí”; “tranquilo que en el fondo ya verás como…”. Mi confianza en una fuerza, humana o divina, que lo arregla todo está por encima de cualquier hecho que pase.

Tener esperanza no es apuntarse a la segunda postura con un optimismo rosa y “mononeuronal”. Tener esperanza no es darle la espalda a los problemas reales, al flujo de acontecimientos y a la red de implicaciones que se desatan con cada decisión.  Tener esperanza no es militar en el fundamentalismo del optimismo “porque sí”.

Tener verdadera esperanza es sumergirse en el mundo y sus problemas,,, de la mano de Dios.

Sigue la Estrella!

Hoy escarbaré, con la fuerza de la pregunta, en los cimientos del mundo, Me voy a preguntar dónde están los signos de la esperanza. Lo hago con una pregunta insistente, abierta a lo bueno y a lo malo. Es una pregunta llena de fe en el Dios que no juega con el mundo, pero que tampoco juega con la vida de las personas que Él ama.

Y allí donde vea más signos de maldad o destrucción, más insistiré en observar la acción sorprendente del Dios de la vida.3071797473_e368dffab5_b

¿Qué te pasa, pequeño mundo?
¿Qué te pasa?
¿Hay cada día más brutalidad o más paz en este mundo?

¿Estamos aprendiendo a convivir en armonía con la naturaleza o a devorar mejor sus recursos? ¿Estamos cayendo en la violencia mundial, o hay cada vez menos guerras?IMG_0285

Y a nivel de mi país, ¿que está pasando? Si hay estos problemas, ¿por dónde están llegando las soluciones humanas? ¿qué acciones debemos emprender para renovar la convivencia, la paz, la concordia?IMG_0347
Piensa. No pienses soluciones. Simplemente, purifica tu mirada preconcebida, y deja que la realidad te muestre los indicios de la acción de Dios en medio de la realidad de este mundo.

Pregúntate delante de Dios.
Y confía.

Hoy las ilustraciones son de murales del pintor venezolano de espezanzas Felipe García, cuyos sitios en blogspot y  en el sitio flick (espacio de fotografías) muestran su canto a la vida que renace en cada rincón del mundo, allí donde el ser humano abre su corazón.
1 Comentario »

Día 8: Soledad, ¡Nunca más!

8

Hoy voy a recibir el regalo de la fe con un NO.

Voy a renovar mi experiencia de decir SÍ a Dios mediante un rotundo NO que me ocupará todo este día,

Voy a decir NO a uno de los grandes lastres del corazón humano: la soledad.

User_Yubaba_Granma

La Soledad es la experiencia de descubrirse sin nadie con quien compartir la vida. No es cuestión de tener o no tener gente alrededor, pues podemos sentirnos solos en medio de una multitud, o no sentirse solo para nada en lo alto de una montaña. Una cosa es la tranquilidad y la paz de estar en contacto con uno mismo (vivencias que suelen requerir retiro, estar con poca gente), y otra es necesitar a alguien y no tenerlo.

La soledad nos revela la importancia de las personas en nuestra vida. No es la importancia del grupo, de la gente que me rodea, sino de alguien a quien yo le interese, a quien yo le importe. Sin un amigo o un compañero, la vida se vuelve insípida y las mejores experiencias son ocasión de frustración y pesimismo. Sin nadie a quien contar, con quien asombrarse o emocionarse, ¡de qué me vale todo lo demás!

La soledad, además, tiene rostros. La soledad es ausencia de ti, mi amigo que estás lejos, de ti, querida Mamá que ya saliste de este mundo hacia Dios, de ti, compañero de quien me distancié por tonterías,… Me duele la presencia que ya no tengo. Me duele el vacío que dejaste…

…¡Hasta que descubro que nunca estoy solo! La fe me hace experimentar una Presencia más íntima a mí que yo mismo. Una presencia permanente, inquebrantable, cálida, que no me juzga ni me que no se deja manejar y no es concreta, pero que tiene lo esencial; cercanía e interés por mí.Favourite

Por eso el que acepta el regalo de la fe asume también el secreto de Dios: en mi corazón, tú-estás-cerca.

Hoy decimos durante todo el día: “Nunca más sólo” “por eso y muchas cosas más,¡Ven a mi casas esta Navidad!”

Deja un comentario »

Día 6: ¿Qué es tener fe?

6

Hoy toca preguntarse, pensar y mirar. Abrir caminos. Siempre parece poco porque nuestra mente occidental y consumista quiere ver resultados, adquirir cosas sólidas. Pero lo primero es salir de las ideas preconcebidas, ver y descubrir la compleja realidad que nos rodea y que nosotros simplificamos enormemente.

Al preguntarme hago resonar la campana del pensamiento. La pregunta me sacude en mis convicciones y me lanza hacia lo que desconozco.

Al preguntarme voy más allá de recolectar respuestas: adopto una nueva actitud, lo que los filósofos llaman indagación, los artistas asombro y los exploradores afán de saber.

El mantener las preguntas en activo se convierte enseguida en una actitud vital que remueve seguridades y descubre posibilidades. Mantener las preguntas apropiadas me convierte en un buscador de la sabiduria.

Pregunta

Como primer paso de esta segunda etapa me preguntaré durante todo el día  ¿Qué es tener fe?

¿Qué es tener fe? Ante todo, si miro la vida humana, tener fe es confiar en una persona y sus habilidades, como la fe en el piloto del avión o en el médico que me recompone una herida. Sin fe no me dejaría curar ni me montaría en ese aparato. Sólo es apropiado tener fe en las personas, que nunca podré conocer por la ciencia o por una acumulación de conocimientos prácticos.

¿Qué es tener fe? También desde el punto de vista humano, tener fe es una forma de conocer que llamamos creer: Papá me ha dicho que estos frutos no se comen, son venenosos; mi experiencia me dice que cuando se nubla muy oscuro por el norte, va a venir una tormenta bastante grande. Pero creer no es pescar conocimientos dudosos por intuición, sino saber algo por la confianza que tengo en la fuente del conocimiento, y por eso, al contrario de la creencia o la opinión, da una fuerte seguridad.

¿Qué es tener fe? Tener fe en Dios tiene que ver con reconocerlo como persona, que sabe de mi vida y lo que me rodea, pero que está totalmente más allá de mí. La fe religiosa es entonces entrega generosa a Dios que se acerca y se revela: “Tener fe es tener la plena seguridad de recibir lo que se espera; es estar convencidos de la realidad de cosas que no vemos.” (Hb 11,1).

Naturalmente, al preguntarme así me estoy preguntando a mí mismo, en cada paso: ¿Tengo fe? ¿tengo verdadera y auténtica fe?

Dios mío, ¿cómo puedo vivir de verdad mi fe?

La labor mercedaria

La labor mercedaria

Creo… ¡pero aumenta mi fe!

Para indagar puedo usar el Catecismo de la Iglesia Católica, o buscar en la Palabra de Dios cuando ensalza la entrega de la fe (Hb 11) o su relación con la salvación (“el justo vivirá por la fe”, Rm 1).

Deja un comentario »

Segunda etapa: Fe recta

Iniciamos la segunda etapa en el Camino de Belén. Un nuevo aprendizaje para recoger y revalorizar un regalo que Dios nos da para buscarlo y encontrarlo.G12_Flowerpot_Plant

Hay una escena muy significativa en los Evangelios de la Infancia, Es la que  cuenta la primera aparición pública de Jesús: cuando sus padres lo fueron al templo, aprovechando que Belén está a sólo 8 km de Jerusalén, para presentarlo al Señor con su humilde ofrenda, sólo Simeón, que aguardaba la llegada del Mesías, y Ana, la anciana profetisa, reconocieron en aquel niño al salvador. Los otros cientos de peregrinos pasaron al lado de la joven pareja y continuaron con sus vidas  sin percatarse de que María y José llevaban en brazos la presencia salvadora del Hijo de Dios. Es lo que pasó en toda la vida de Jesús: lo vieron, pero no lo reconocieron; lo oyeron predicar, pero no lo escucharon; se cruzaron con él en las calles, pero no se encontraron con él.

Encontrar a Jesús, encontrar a Dios, requiere fe. Y la Iglesia ha sostenido siempre que la fe es un don de Dios, uno de los grandes dones de Dios. Junto con la esperanza y la caridad reciben el nombre de virtudes teologales, es decir, las fuerzas vitales que nos ponen en relación con Dios.

Vamos a buscar el gran regalo de Dios: la fe, esa fuerza interior que nos pone en comunión con Él y abre la puerta a la justificación, a la vida teologal y a todos los dones de Dios.

Por eso, si nos hemos decidido a seguir el caminito de los regalos de Dios, la fe ocupa el primer y destacado lugar,

Deja un comentario »

Día 3: Renuncio a…

3

La conversión es un regalo de Dios que derriba montañas de obstáculos como si fuera cartuchos de dinamita. Saber decir que NO a lo que te retiene bajo esa montaña es como ponerle una mecha a la dinamita… ¡y encenderla!

Hoy voy a decir NO. Esa es una palabra importante, muy buena cuando se usa para renunciar y liberar, que debo decir sin miedo y con claridad. En la vida hay que decir que NO a muchas cosas. Cosas que me hieren, o que hacen daño a otros, o que me atan al presente… cosas que me desvían del camino de vida que me lleva a la felicidad.

Además, cada vez que hago una  opción diciendo SÍ a algo importante, me obligo a multitud de renuncias, tanto a los otros caminos como a pequeñas posibilidades que romperían mi gran compromiso. En este caso, me obligo a muchos NO cada vez que digo un SÍ:  son consecuencia vital y garantía de fidelidad a los SÍ pronunciados a la vida.G12_Boy-2
Y muchas veces nos asustamos ante el NO, lo evitamos, lo postergamos, lo escondemos…NOblue

Hoy, en esta etapa de activación de la conversión, voy a decir que NO a una cosa que me obstaculiza y me distrae de mi camino de vida. Una sola cosa. NO grandes decisiones, sino algo sabio y pequeño que hará mi vida más ligera, más libre. Algo sencillo que boto fuera y, aunque me cueste, no va a volver a entrar. Hoy voy a decir, de una vez por todas, como Alejandro Sanz, Te lo agradezco, pero… ¡NO!

Sin ira, sin enfados. Sembrando nueva vida. Hoy digo… NO

G12_Flower_Seed

Los dos iconos son de una serie de Raindropmemory, un artista con grandes colecciones de iconos en free icons (www.softicons.com), Su trabajo, bajo licencia Creative Commons, puede verse en su sitio en Devianart: http://raindropmemory.deviantart.com/ 
1 Comentario »

Día 2: El gran paso es un pequeña decisión

2

La conversión, la fe, la esperanza, la caridad. La Paz, el agradecimiento, la perseverancia, la humildad. La sabiduría, entendimiento, ciencia, consejo, fortaleza,.. Los regalos de Dios tienen una curiosa dinámica, pues son verdaderamente regalos que vienen de Él: gratuitos, nuevos, sorprendentes, Así es el ánimo que recibo cuando ya no me quedan fuerzas o el cambio inesperado cuando todo parecía perdido. Pero al mismo tiempo requieren mi cooperación, mi compromiso. De esta manera asumo los dones de Dios como parte real de mi vida.

Cambiar de verdad, de corazón, es un regalo de Dios. Mi parte es dar un pequeño paso. Hoy no voy a hacer como siempre, proponerme de repente ser buen hijo, ser buen ciudadano, no pelearme con mis hermanos, no dejar la tarea para otro día,…
Hoy en mi camino de Belén, voy a dar un sólo paso. Una decisión pequeña. Sólo una. Sencilla. Algo que pueda hacer todos los días. Y que sea parte del cambio, de la conversión que Dios me da: que ponga un poco de paz a mi vida, que me permita hacer el bien, que me enseñe a amar.

Hoy mi pequeño paso es simple: decido, por ejemplo, rezar por las noches antes de dormir. Ordenar mi escritorio cada mañana. Intentar hablar cada día con una persona con la que nunca hablo.

Y al hacer cada día ese pequeño gesto doy mi pequeño paso para que crezcan en mí el gran regalo de Dios.

angel128

El 21 de julio de 1969, Neil Armstrong, desciende por las escaleras del Módulo Lunar “Eagle”. Una vez activada la cámara de TV, describe a Houston lo que ve, y al pisar el suelo , dice la famosa frase: “Un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la Humanidad”.

Deja un comentario »