Caminito de Belén

Vamos a buscar dónde es que nace Jesús en esta Navidad

Día 21: ¿Está la puerta de mi corazón abierta?

21

Vivimos pendientes de lo exterior.
De qué sirve que vista bien, que dedique horas a estar delgado, a tener un bonito cabello o a lucir las pulseras lo relojes a la moda de ahora, su mi corazón está en tinieblas, retorcido sobre sí mismo en egoísmo y dolor.

Por eso hoy voy a dedicarme a pensar esta simple pregunta:

¿Está la puerta de mi corazón abierta para él?

¿Está la puerta abierta?

Como ya hemos aprendido, no se trata de dar una respuesta rápida, sobre todo si es un ingenuo “claro, todo para él, Jesús es mi todo, etc. etc etc.”. Hoy vamos a sentarnos, como decían los monjes del desierto, a la puerta del corazón para observar.
Observa, como canta la canción, quién llama: “¡Pom! ¡Pom! – ¿Quién es? …¡Abre la muralla!”. Y observa a qué pensamientos o mociones dejas pasar.
Portada_2011_12_FINAL_mini
Con el tiempo se reconocen las invitaciones de Dios, que llevan al bien, y las seducciones del enemigo, que nos tientan para el mal. Entonces es cuando se puede tomar partido para cultivar lo que los monjes del desierto llamaban “la guarda del corazón” (Tomas Ŝpidlick).
Y date cuenta de la realidad: ¿de qué manera, de qué forma, esta la puerta de mi corazón abierta a Jesús que quiere nacer de nuevo ahí?

 

NOTA: En caso de que descubras con sinceridad que está bastante cerrada, y el corazón ocupado por otros inquilinos, no te preocupes. Este camino te ayudará para hacer un allanamiento de morada y permitir que Dios okupe lo que es suyo.
(O en términos bíblicos: Jer 31,31ss; Ez 36,25ss; 2 Co 3,3ss)

 

 

 

Anuncios
Deja un comentario »

Día 20: Déjate querer (joropo)

image

El quinto día de cada etapa nos invita al Cambio profundo por medio de la Contemplación y el Agradecimiento. Nada más eficaz cuando se trata del amor, de la “Caridad perfecta” que buscamos.
La razón de esta maravillosa efectividad está en la importancia de dejarse querer. Una actitud sencilla y que no requiere hacer mucho, a diferencia de la entrega de uno mismo que hemos trabajado en los días anteriores, pero que para muchos es tan difícil, y que está en la base de nuestras existencias vacías y enfadadas, porque no “sentimos” que nos quieran de verdad, porque no vemos amores valiosos que dignifiquen nuestra vida. Y simn embargo, seguro que además de Dios y su Infinito Amor, hay decenas de reflejos de ese Amor en personas que nos aprecian, nos valoran, nos escuchan… ¡personas que nos quieren amar!
Por eso, simplemente, déjate querer.

“Déjate querer” porque el amor que recibimos queda bloqueado, interferido, cuando nosotros no nos implicamos con libertad y plenitud en la relación.

  • Cuando sigo molesto y centrado en mis problemas, no me dejo querer.
  • Cuando mantengo mi mente calculando precios, beneficios, costos de cada cosa, no me dejo querer.
  • Cuando me resisto a entrar en una conversación, a escuchar de corazón y darme cuanta del que está delante mío, no me dejo querer.
  • Cuando ignoro a las personas que me rodean y sus vidas, cuando no me preocupo de conocerlas, no me dejo querer.
  • Cuando respondo con desdén y desprecio a sus solicitudes de cercanía, a sus muestras de cariño, no me dejo querer.

Pero, sobre todo, he encontrado a lo largo de los años una gran causa a mi falta de “disfrute del amor”: no quererme a mí mismo.

  • Cuando no me concedo el descanso y los cuidados que necesito porque no tengo tiempo, no me quiero, no me dejaré querer.
  • Cuando no me escucho y me doy tiempos de soledad y reflexión para estar sólo conmigo mismo, no me quiero, no me dejo querer.
  • Cuando no me valoro y no celebro mis logros, mis perseverancias, mis pequeñas victorias, no me quiero, no me dejo querer.
  • Cuando no soy amigo de mí mismo, no me quiero, no me dejo querer.

Por eso, hoy, como dice el famoso y bellísimo joropo llanero de Armando Martínez, “Déjate querer“.

Deja un comentario »

Día 19: Siembra de favores

19El amor es la riqueza más importante para sobrevivir como seres humanos. Sin amor nos volvemos poco a poco animales con ropa, bestias con modales. El problema es cómo conseguir una vida con amor: ¿es acaso un premio caprichoso del destino? ¿O una habilidad ligada a la simpatía y las técnicas de autoayuda?

Un refrán popular dice sencillamente:
“Donde no hay amor!
por amor
y sacarás amor

Hoy nos proponemos iniciar una abundante siembra de amor… con semillas de favores Vamos a aplicar el viejo refrán con pequeños gestos, gestos que a su tiempo pueden producir amor en quien los recibió y en quien los sembró. Par ello lo gestos que hoy sembraré deben ser favores verdaderos, es decir, deben ser espontáneos, gratuitos y de verdadera utilidad. Así rompen el ritmo de intereses que nos aparta del encuentro con las personas. Así recordamos a los demás y a mí mismo que lo bueno es, casi siempre, gratuito, incluso cuando llega después de mucho esfuerzo y planificación.

En este día, por tanto, pemaneceré atento a las muchas ocasiones en las que puedo tender una mano para hacer un favor.

Muchas veces basta con sonreir al desconocido, saludar al subir o bajar del bus, lanzar un simple ¿Como esta usted/tu? En otras ocasiones tendré la oportunidad de ayudar a llevar una bolsa, o lavar unos platos en casa, o ayudar a mi hermano a hacer tareas,… En cualquier caso, el gesto inesperado será un regalo para la persona, y provocara sorprendentes resultados… ¡vamos a probarlo!

¡Feliz siembra de favores!

Deja un comentario »

Día 18: Perdono para amar

18El tercer paso de cada etapa es decir NO, quitar y renunciar.. Parece difícil que se pueda construir el amor a base de negatividad, y sin embargo, es lo que nos falta muchas veces. La propuesta del Caminito de Belén hoy es simple y directa: decir NO al rencor. Hoy voy a decirle NO a tantos resentimientos, resabios, resquemores, rencores y re-que-se-yo que llevo por ahí dentro, resonando como piezas rotas de un motor viejo cada vez que piso el acelerador de la vida.

Amar exige libertad y ligereza de espíritu para asumir un camino espiritual de entrega. El problema no es tanto el odio o la indiferencia, que se curan por sí mismos, sino el óxido y la herrumbre que acumulo en mis relaciones y me condenan a llevar un peso muerto en cada paso de mi vida.
NOblue
¿A qué debo decir hoy NO?
Al rencor contra los que me hirieron en el pasado (rencor velado pero muchas veces latente ahí adentro).
Al rencor contra los que me despreciaron y no me valoraron.
Al rencor contra los que hoy en día me atacan o amenzan (incluso cuando no me han atacado todavía, ya me duelen y molestan).
Al rencor contra los cercanos a mí (familia) que no hacen las cosas bien
Al rencor contra los que yo pienso son responsables de las desgracias de mi país (rencor muy de moda y que sirve para hacerse popular y tener buenas conversaciones con los que piensan igual).
Al rencor contra los que hacen el mal y dañan a otros.

Pero sobre todo, ¿qué rencor es el que debo confrontar y frenar en mi corazón?
El rencor contra mí mismo cada vez que fallo en mis objetivos.
El rencor contra mí mismo cada vez que cedo en mis compromisos.
El rencor contra mí mismo por cada ocasión que no aproveché (y que recuerdo una y otra vez: “si hubiera…”)
El rencor contra mí mismo por cada pecado que cometí, más una ración extra por haber sido tan estúpido…

El color de la emoción, por Rajacenna

¿Qué hago entonces? La gran herramienta para oponerse al rencor es el perdón. Una herramienta versátil como navaja suiza de explorador, pero que debo usar con igual prudencia y sabiduría: perdonar suavemente, perdonarme pacíficamente, sin levantar heridas y reproches peores que los que voy a perdonar. Perdonar de corazón, disolviendo el conflicto en la paz del alma y la bondad de Dios.


Hoy voy a dar uno de los mayores pasos de este camino para que sea Navidad en mi corazón: hoy voy a perdonar para decirle NO al rencor en mi corazón.

1 Comentario »

Cuarta Etapa: Caridad perfecta

Seguimos buscando a Dios por el camino de los regalos que Dios nos va dejando en nuestras vidas. A estas alturas, estamos empezando a intuir la dinámica de la llamada de Dios: una llamada para la vida, a través de lo mejor de la vida misma… y desde la gratuidad del Amor de Dios.Amor_En_Dios

En esta cuarta etapa del caminito estoy invitado a buscar y asumir el gran regalo de Dios para mi corazón: la experiencia del amor.Tablero2012_c_1400px

Según la oración de San Francisco que nos sirve de guía, el don que sigue a la esperanza cierta es el de la caridad perfecta. Es el don que más le compete, pues según la Primera carta del Apóstol San Juan, “Dios es amor” (de caridad).

Para emprender esta nueva aventura, debemos tener muy claras dos cosas muy sencillas:

  • Primero, que según la experiencia de muchos, el amor no es un sentimiento (o “mucho más que un sentimiento” DCE 17). De hecho, se puede amar sin sentir nada, o con sentimientos bastante molestos y contrarios a la idea del amor.
  • Segundo, que lo que importa en el amor no son las vivencias sino la entrega: cómo doy de mi tiempo, e mis planes, de mí mismo… porque amar es dar, o mejor, es dar-se, dar la vida por el bienestar y la felicidad del otro.

Que disfrutes la búsqueda y que te prepare para que puedas recibir a Jesús en el Belén de tu corazón, un Belén de Amor.

2 comentarios »

Día 15: Optimismo, vencerá el bien

15Cada quinto día llega la tarea que más me gusta, y la que probablemente es más útil en el Caminito de Belén. Es la tarea de Agradecer y Contemplar, que en el caso del regalo de la esperanza, se convierte en un simple y potente “Disfrutar del optimismo“.

Esa es mi tarea hoy: disfrutar del optimismo. Contemplarlo en acción cuando va renovando mis expectativas , celebrarlo cuando se impone a las derrotas, y dejarse llevar prudentemente por él cuando emprendo cada tarea.

Hoy voy a disfrutar del optimismo fundado y realista que Dios me regala.

image

En las “Confesiones” de San Agustín, la mejor autobiografía de la antigüedad, su autor nos cuenta cómo se embarcó en la mayoría de las grandes corrientes intelectuales y místicas de su tiempo, buscando siempre la verdad. Nos transmite su entusiasmo ante cada oferta de salvación, y su decepción al encontrar sólo atisbos de sabiduría y, muchas veces, simple manipulación de adeptos.

El mercado de esperanzas del siglo XXI no está tan bien surtido como el de excusas para el pesimismo, tan de moda en épocas de crisis. Pero es muuuy abundante. Desde el “ya verás como todo va bien…porque sí”, hasta el sutil engaño de los adeptos de “El Secreto”, hay miles de propuestas para tranquilizarse porque las cosas van a ir bien a partir de ahora. Sin embargo, la esperanza cristiana destaca por su potencia específica, por su alcance, y por su verificación. Es una esperanza que genera optimismos que no defraudan:

  • La potencia de la esperanza cristiana, su motor, viene de Dios mismo que se introduce en nuestra historia para convertirla en Historia de Salvación.
  • El alcance de la salvación cristiana llega hasta la salvación eterna, nada menos.
  • La verificación de esta salvación se produce por la concordancia de vida en el creyente: no te fies de una esperanza que te deshumaniza o te aísla de los demás; fiáte sólo de lo que te hace más persona y más solidario.

Hoy, simplemente, contemplo y agradezco: ¡Vencerá el bien, Dios lo hará y cuenta conmigo para la empresa!

¡Aleluya!G12_Girl-1

Deja un comentario »

Día 14: Cálculo infinitesimal (de soluciones)

14Queremos cambiar las cosas, pero es tan poco lo que podemos hacer , apenas una gota en medio del desiertoHuellas_Muchas… ¿Qué puede cambiar eso?

Recordemos un viejo truco de lógica:

Dos amigos discutían sobre las matemáticas y las predicciones. Uno decía que todos esos cálculos no servían para nada, y que toda su vida se había dejado llevar de su intuición.

– Ok, -le contestó el otro- te apuesto lo que quieras a que en Caracas (Madrid, Barqusimeto, Santiago, cualquier ciudad grande) hay dos personas con el mismo número de cabellos en la cabeza.

– ¡Ja! ¡Imposible! ¿Cómo van a tener el mismo número de pelos en la cabeza? ¿Y cómo lo vas a averiguar? ¡Contandolos, seguro, JaJaJa!

– Pues te lo demuestro enseguida. A ver, ¿sabes cuantos pelos tenemos en la cabeza, aproximadamente?

– ¡Pues muchísimos! Una vez oí que eran unos trescientosmil, imagínate…

– Pues ya ha quedado claro: si una persona tiene entre cero y trescientos mil, pon trescientos cincuenta mil los más peludos, aunque cada uno tuviera un número distinto de pelos, el habitante 350.001 por fuerza tendría un número repetido… ¿Me expliqué?

-¿!…..

La moraleja está en saber valorar el efecto de los pequeños efectos, los infinitésimos, cuando se suman en grandes cantidades. Esto es el fundamento del cálculo infinitesismal o diferencial, que inventaron casi al mismo tiempo Leibnitz y Newton, grandes exploradores del universo (y profundamente religiosos ambos).

Integral

En el Caminito de Belén, nos comprometemos en la Pedagogía del Cambio Profundo, confiando en que, además del cambio interior, mi cambio de comportamiento sumado al de otros miles, en este sistema donde todo está entrelazado, producirá efectos profundos en el mundo.

Hoy voy a poner en marcha cambios que traigan esperanza. Camvbios infinitesimales que anuncian transformaciones gigantescas:

  • Hoy voy a manejar en el tráfico de la ciudad con respeto y dejando paso al que lo necesite.
  • Hoy voy a proteger y a ayudar, porque sí, a esta persona que está indefensa.
  • Hoy voy a saludar al compañero con el que nunca hablo.
  • Hoy voy a dejar paso en la puerta del metro.
  • Hoy voy a hacer mi trabajo con excelencia.
  • Hoy …

Se que un gesto de amabilidad en el metro no cambia a la masa enfurecida y arrogante que empuja a la hora pico. Pero mi compromiso con los valores que la humanidad necesita son como una radiobaliza, como un faro que atrae las miradas del cielo y despierta las fuerzas de atracción de bien. Y al interactuar con decenas, miles, cientos de miles de personas, abre caminos nuevos e inesperados a la gracia de Dios.

Hoy lanzo a mí, al mundo y a Dios un gran mensaje de esperanza.G12_Flowerpot_Flower

4 comentarios »

Día 9: Los dones se agradecen

image

9Todos los guías turísticos saben el secreto: cuando hacen de “cicerones” deben darse con generosidad a cada persona del grupo explicando los detalles, respondiendo sus preguntas y escuchando con atención sus historias. Sin límites en la generosidad, porque saben que, cuando llegue el momento, será todavía más grande la generosidad de sus clientes. El que da con generosidad recibirá cien veces más.

La fe es sobre todo don. Un regalo divino que une el corazón de un ser humano con el corazón de Dios. Algo imposible para nosotros, pero posible para Él. Regalo que llega cuando Él quiere, y que renueva en cada etapa de la vida sólo cómo y cuándo Él quiere.

Por eso, en este Caminito de Belén por los regalos de Dios, conscientes de lo que estoy recibiendo, voy a hacer mi parte: agradecer la gracia. Con toda la creatividad y la alegría de que soy capaz, con asombro y entusiasmo:

Gracias, Dios, por el donde la fe.

Todo el dia. Aprendo así a vivir en estado de agradecimiento, o en términos teológicos: en estado de gracia.

Deja un comentario »

Día 8: Soledad, ¡Nunca más!

8

Hoy voy a recibir el regalo de la fe con un NO.

Voy a renovar mi experiencia de decir SÍ a Dios mediante un rotundo NO que me ocupará todo este día,

Voy a decir NO a uno de los grandes lastres del corazón humano: la soledad.

User_Yubaba_Granma

La Soledad es la experiencia de descubrirse sin nadie con quien compartir la vida. No es cuestión de tener o no tener gente alrededor, pues podemos sentirnos solos en medio de una multitud, o no sentirse solo para nada en lo alto de una montaña. Una cosa es la tranquilidad y la paz de estar en contacto con uno mismo (vivencias que suelen requerir retiro, estar con poca gente), y otra es necesitar a alguien y no tenerlo.

La soledad nos revela la importancia de las personas en nuestra vida. No es la importancia del grupo, de la gente que me rodea, sino de alguien a quien yo le interese, a quien yo le importe. Sin un amigo o un compañero, la vida se vuelve insípida y las mejores experiencias son ocasión de frustración y pesimismo. Sin nadie a quien contar, con quien asombrarse o emocionarse, ¡de qué me vale todo lo demás!

La soledad, además, tiene rostros. La soledad es ausencia de ti, mi amigo que estás lejos, de ti, querida Mamá que ya saliste de este mundo hacia Dios, de ti, compañero de quien me distancié por tonterías,… Me duele la presencia que ya no tengo. Me duele el vacío que dejaste…

…¡Hasta que descubro que nunca estoy solo! La fe me hace experimentar una Presencia más íntima a mí que yo mismo. Una presencia permanente, inquebrantable, cálida, que no me juzga ni me que no se deja manejar y no es concreta, pero que tiene lo esencial; cercanía e interés por mí.Favourite

Por eso el que acepta el regalo de la fe asume también el secreto de Dios: en mi corazón, tú-estás-cerca.

Hoy decimos durante todo el día: “Nunca más sólo” “por eso y muchas cosas más,¡Ven a mi casas esta Navidad!”

Deja un comentario »

Día 7: Voy a ser un regalo

7

El segundo paso de cada etapa es decidir y decir, crear planes y caminos para mi vida. Eso significa ser capaz de visualizar una nueva realidad que todavía no está ahí, e inventar caminos para trabajar hasta hacerla real.

Mi pequeño paso de hoy hacia el encuentro con Jesús es muy sencillo: renovar mi entrega de fe. Decírselo a él, una vez, muchas veces: creo en ti, Señor, creo en ti, Señor. Creo en ti.

San Ignacio de Loyola preparó una oración para entregarse profundamente a Dios. Él la ponía en un contexto muy solemne, ante la corte celestial, y como una respuesta a la invitación de Jesús de acompañarle en la gran aventura de conquistar el mundo para Dios. Entonces se respondía:

“Tomad Señor y recibid
todo mi amor y mi libertad,
mi inteligencia y mi voluntad,
todo mi haber y mi poseer.
De Vos Señor lo obtuve,
a Vos, Señor, lo torno.
Todo es vuestro.
Disponed de ello a vuestra entera voluntad.
Dadme vuestro amor y gracia,
que eso sólo me basta”

Díselo hoy al Señor. Haz de este día de decisión un acto de fe: una entrega total a Dios, entrega de la voluntad y  el afecto, entrega de lo que soy y lo que tengo. Es la decisión que cambia la vida, la decisión que abre caminos para los largos viajes que me esperan.G12_Flowerpot_Plant

Deja un comentario »