Caminito de Belén

Vamos a buscar dónde es que nace Jesús en esta Navidad

Día 16: ¿Qué cosas tocan mi corazón?


Hoy, al inicio de la la Novena de Navidad, es un día dedicado a preguntarme, a mirar y a pensar. Yo me pregunto una pregunta muy sencilla y radical:

¿Qué cosas tocan mi corazón?

La pregunta está formulada así para evitar los cortocircuitos romanticoides que nos montamos cuando nos preguntamos por el amor.

¿Qué cosas tocan mi corazón?

Com mucha frecuencia, vivo sin dejar que las cosas que pasan me afecten. “Hay que hacerse el fuerte”, dicen. Lo que no puedas solucionar, es mejor que lo dejes pasar. Pero esta actitud, ¿me produce paz o me deja en la intranquilidad y en la soledad?

¿Qué cosas tocan mi corazón?
¿Qué cosas me suelen mover en lo profundo? ¿Qué miradas, noticias, comentarios, gestos, han superado los filtros de la razón y la emoción?

¿Qué cosas tocan mi corazón?
¿A quién he amado hoy? ¿Qué amores definen mi existencia en este momento?

¿Qué cosas tocan mi corazón?

¿Qué cosas tocan mi corazón?

Hoy dedicaremos el día a preguntarnos y a tomar nota de lo que descubrimos.Favourite

***

Del Caminito del Año pasado:

En realidad muchas cosas me tocan el corazón. El sufrimiento que veo en la gente, aunque no la conozca. Los problemas que sufren las personas que amo. Las injusticias enormes que vivimos. Las dificultades que tengo conmigo mismo…También lo tocan profundamente la armonía de la naturaleza en un amanecer o en un paisajer tranquilo; la belleza de la música y de las personas; los gestos de solidaridad y ayuda. Igualmente, me tocan profundamente el corazón las miradas sinceras y las palabras cariñosas, que me transmiten el amor de los que amo.

Deja un comentario »

Día 16: ¿Qué cosas tocan mi corazón?


Hoy es un día dedicado a preguntarme, a mirar y a pensar.

Al inicio de la la Novena de Navidad, con toda la sociedad lanzada a la preparación de las fiestas, yo me pregunto por mi corazón. Me hago una pregunta muy sencilla y radical:
¿Qué cosas tocan mi corazón?

Com mucha frecuencia, vivo sin dejar que las cosas que pasan me afecten. “Hay que hacerse el fuerte”, dicen. Lo que no puedas solucionar, es mejor que lo dejes pasar. Pero esta actitud, ¿me produce paz o me deja en la intranquilidad y en la soledad?

¿Qué cosas tocan mi corazón?
Debo estar atento al corazón. Y usarlo para la vida de cada día, no reservarlo sólo para momentos especiales.

¿Qué cosas tocan mi corazón?
En realidad muchas cosas me tocan el corazón. El sufrimiento que veo en la gente, aunque no la conozca. Los problemas que sufren las personas que amo. Las injusticias enormes que vivimos. Las dificultades que tengo conmigo mismo…

¿Qué cosas tocan mi corazón?
También lo tocan profundamente la armonía de la naturaleza en un amanecer o en un paisajer tranquilo; la belleza de la música y de las personas; los gestos de solidaridad y ayuda. Igualmente, me tocan profundamente el corazón las miradas sinceras y las palabras cariñosas, que me transmiten el amor de los que amo.

¿Qué cosas tocan mi corazón? Hoy dedicaremos el día a preguntarnos y a tomar nota de lo que descubrimos.

***

En esta antiquísima canción del grupo Mecano, se expone admirablemente el proceso de la búsqueda personal.

Deja un comentario »

Quinta Etapa: Las Estrellas de la Pista de Aterrrizaje

Antoine de Saint Exuperi cuenta en “Tierra de hombres” la angustía de sus días de piloto cuando buscaban en la noche tormentosa las luces de la pista de aterrizaje, aquellas señales que ayudasen a aterrizar en el lugar exacto, sanos y salvos.

Los Reyes Magos tuvieron también unas indicaciones bien precisas de la Estrella:

“Con estas indicaciones del rey, los sabios se fueron. Y la estrella que habían visto salir iba delante de ellos, hasta que por fin se detuvo sobre el lugar donde estaba el niño. Cuando los sabios vieron la estrella, se alegraron mucho. Luego entraron en la casa,y…” (Lucas 2, 9-11)

Vamos a repasar las señales que llevan a nuestro particular Belén del año 2010. Está claro, para ti nace Dios en tu vida con unas coordenadas precisas, para mí es distinto, Dios me espera en otra encrucijada de mi vida…

Así que, en medio de la noche, quizás “sin sentir la navidad todavía”, lánzate a por la pista de aterrizaje

Deja un comentario »