Caminito de Belén

Vamos a buscar dónde es que nace Jesús en esta Navidad

Día 18: Me rebelo ante la injusticia

18 ¿Cómo ser eficaz, humana y alegremente solidario?  Esa era la pregunta que iniciaba nuestro camino  en esta etapa de solidaridad evangélica. La mirada sobre este mundo nos muestra enormes injusticias que generan un mundo donde las dificultades físicas han sido sustituidas por las fuerzas de dominación y coacción de unos sobre otro. Un mundo donde muchos son lastimados por las ambiciones de pocos. Un mundo donde nos han convencido que lo mejor para sufrir menos es vivir de espaldas al dolor del que está más próximo a mí. Un mundo difícil donde nos dicen que no podemos hacer nada por cambiarlo…

Hoy, en el paso de Quitar y renunciar, voy a hacer algo sencillo y muy eficaz: rebelarme. Como David ante mil Goliats, tomando como arma la dignidad, la confianza en Dios y lo poco que yo puedo hacer.

No a la injusticia

NOblue

Hoy digo NO a la injusticia. Puede que en mis planes de solidaridad no existan planes de solución para los inmensos problemas de la gente que me rodea. pero voy a decir que NO. Puede que mi gesto de recoger los papeles en la calle, o de agradecer al conductor del autobús su trabajo cuando me bajo no sean ni siquiera percibidos. Pero, como dijo Martin Luther King, “Incluso si supiera que el mundo se acaba mañana, yo hoy todavía plantaría mi manzano (mi árbol)“.

Este NO nace de la indignación, como mostró hace un par de años el movimiento de los Indignados y el 15M. Es la fuerza que revolvió la sociedad occidental con el Mayo del 68. Es lo maravilloso de la admiración global que despertaron en los 70s y 80s las sorprendentes acciones de Greenpeace o las aparentemente inútiles cartas y denuncias de Amnesty International. O el gesto aparentemente insignificante de Madre Teresa de recoger a algunos pocos moribundos en las calles de Calcuta.

No tengo todas las soluciones, pero empiezo por no aceptar las excusas. No puedo vivir con dignidad y aceptar pasivamente las injusticias. Por eso me rebelo. Es un no que me pone en rebeldía con el sistema, como le gusta decir a muchos analistas. Pero la clave para que esta mi rebeldía sea productiva es que comprometo mi negativa con acciones concretas de vida. Digo NO a la basura y recojo algunos papeles en favor de una ciudad más limpia. Digo no a vivir de espaldas a otros y doy algo de mi tiempo a mi Banco de tiempo local. Me indigno ante el sistema político y me sumo a una mesa de trabajo por mi barrio.

Y sobre todo, siguiendo el ejemplo de los grandes líderes del siglo pasado, como Martin Luther King, Teresa de Calcuta o Mandela, comprendo que he de rebelarme y vencer antes el rencor y el odio que pueden envenenar mis ideas y mis acciones. Me rebelo ante ellos y llevo a cabo mi particular revolución dentro de mí.

Hoy es un día para decir que NO a algo que anda mal en esta sociedad… con un pequeño compromiso solidario que se le oponga. Dentro y fuera de mí.Lema 2011 Poster_Folio3_Mini

El camino del perdón [Caminito 2012]

tercer paso de cada etapa es decir NO, quitar y renunciar. Parece difícil que se pueda construir el amor a base de negatividad, y sin embargo, es lo que nos falta muchas veces. La propuesta del Caminito de Belén hoy es simple y directa: decir NO al rencor. Hoy voy a decirle NO a tantos resentimientos, resabios, resquemores, rencores y re-que-se-yo que llevo por ahí dentro, resonando como piezas rotas de un motor viejo cada vez que piso el acelerador de la vida.

Amar exige libertad y ligereza de espíritu para asumir un camino espiritual de entrega. El problema no es tanto el odio o la indiferencia, que se curan por sí mismos, sino el óxido y la herrumbre que acumulo en mis relaciones y me condenan a llevar un peso muerto en cada paso de mi vida.

¿A qué debo decir hoy NO?

  • Al rencor contra los culpables de las injusticias que sufro o las dificultades en las que vivo.
  • Al rencor contra los que me hirieron en el pasado (rencor velado pero latente ahí adentro).
  • Al rencor contra los que me despreciaron y no me valoraron.
  • Al rencor contra los que hoy en día me atacan o amenzan (incluso cuando no me han atacado todavía, ya me duelen y molestan).
  • Al rencor contra los cercanos a mí (familia) que no hacen las cosas bien.
  • Al rencor contra los que yo pienso son responsables de las desgracias de mi país (rencor muy de moda y que sirve para hacerse popular y tener buenas conversaciones con los que piensan igual).
  • Al rencor contra los que hacen el mal y dañan a otros.
  • Al rencor contra …

Pero sobre todo, ¿qué rencor es el que debo confrontar y frenar en mi corazón?

El color de la emoción, por Rajacenna

  • El rencor contra mí mismo cada vez que fallo en mis objetivos.
  • El rencor contra mí mismo cada vez que cedo en mis compromisos.
  • El rencor contra mí mismo por cada ocasión que no aproveché (y que recuerdo una y otra vez: “si hubiera…”)
  • El rencor contra mí mismo por cada pecado que cometí, más una ración extra por haber sido tan estúpido como para fallarme y fallarle
  • El rencor contra mí mismo por tener dentro tantos rencores….

¿Qué hago entonces? La gran herramienta para liberarse del rencor es el perdón. Una herramienta versátil como navaja suiza de explorador, pero que debo usar con igual prudencia y sabiduría: perdonar suavemente, perdonarme pacíficamente, sin levantar heridas y reproches peores que los que voy a perdonar. Perdonar de corazón, disolviendo el conflicto en la paz del alma y la bondad de Dios.


Hoy voy a dar uno de los mayores pasos de este camino para que sea Navidad en mi corazón: hoy voy a perdonar para decirle NO al rencor en mi corazón.

Anuncios
Deja un comentario »

Día 18: Perdono para amar

18El tercer paso de cada etapa es decir NO, quitar y renunciar.. Parece difícil que se pueda construir el amor a base de negatividad, y sin embargo, es lo que nos falta muchas veces. La propuesta del Caminito de Belén hoy es simple y directa: decir NO al rencor. Hoy voy a decirle NO a tantos resentimientos, resabios, resquemores, rencores y re-que-se-yo que llevo por ahí dentro, resonando como piezas rotas de un motor viejo cada vez que piso el acelerador de la vida.

Amar exige libertad y ligereza de espíritu para asumir un camino espiritual de entrega. El problema no es tanto el odio o la indiferencia, que se curan por sí mismos, sino el óxido y la herrumbre que acumulo en mis relaciones y me condenan a llevar un peso muerto en cada paso de mi vida.
NOblue
¿A qué debo decir hoy NO?
Al rencor contra los que me hirieron en el pasado (rencor velado pero muchas veces latente ahí adentro).
Al rencor contra los que me despreciaron y no me valoraron.
Al rencor contra los que hoy en día me atacan o amenzan (incluso cuando no me han atacado todavía, ya me duelen y molestan).
Al rencor contra los cercanos a mí (familia) que no hacen las cosas bien
Al rencor contra los que yo pienso son responsables de las desgracias de mi país (rencor muy de moda y que sirve para hacerse popular y tener buenas conversaciones con los que piensan igual).
Al rencor contra los que hacen el mal y dañan a otros.

Pero sobre todo, ¿qué rencor es el que debo confrontar y frenar en mi corazón?
El rencor contra mí mismo cada vez que fallo en mis objetivos.
El rencor contra mí mismo cada vez que cedo en mis compromisos.
El rencor contra mí mismo por cada ocasión que no aproveché (y que recuerdo una y otra vez: “si hubiera…”)
El rencor contra mí mismo por cada pecado que cometí, más una ración extra por haber sido tan estúpido…

El color de la emoción, por Rajacenna

¿Qué hago entonces? La gran herramienta para oponerse al rencor es el perdón. Una herramienta versátil como navaja suiza de explorador, pero que debo usar con igual prudencia y sabiduría: perdonar suavemente, perdonarme pacíficamente, sin levantar heridas y reproches peores que los que voy a perdonar. Perdonar de corazón, disolviendo el conflicto en la paz del alma y la bondad de Dios.


Hoy voy a dar uno de los mayores pasos de este camino para que sea Navidad en mi corazón: hoy voy a perdonar para decirle NO al rencor en mi corazón.

1 Comentario »

Día 16: ¿Qué cosas tocan mi corazón?


Hoy, al inicio de la la Novena de Navidad, es un día dedicado a preguntarme, a mirar y a pensar. Yo me pregunto una pregunta muy sencilla y radical:

¿Qué cosas tocan mi corazón?

La pregunta está formulada así para evitar los cortocircuitos romanticoides que nos montamos cuando nos preguntamos por el amor.

¿Qué cosas tocan mi corazón?

Com mucha frecuencia, vivo sin dejar que las cosas que pasan me afecten. “Hay que hacerse el fuerte”, dicen. Lo que no puedas solucionar, es mejor que lo dejes pasar. Pero esta actitud, ¿me produce paz o me deja en la intranquilidad y en la soledad?

¿Qué cosas tocan mi corazón?
¿Qué cosas me suelen mover en lo profundo? ¿Qué miradas, noticias, comentarios, gestos, han superado los filtros de la razón y la emoción?

¿Qué cosas tocan mi corazón?
¿A quién he amado hoy? ¿Qué amores definen mi existencia en este momento?

¿Qué cosas tocan mi corazón?

¿Qué cosas tocan mi corazón?

Hoy dedicaremos el día a preguntarnos y a tomar nota de lo que descubrimos.Favourite

***

Del Caminito del Año pasado:

En realidad muchas cosas me tocan el corazón. El sufrimiento que veo en la gente, aunque no la conozca. Los problemas que sufren las personas que amo. Las injusticias enormes que vivimos. Las dificultades que tengo conmigo mismo…También lo tocan profundamente la armonía de la naturaleza en un amanecer o en un paisajer tranquilo; la belleza de la música y de las personas; los gestos de solidaridad y ayuda. Igualmente, me tocan profundamente el corazón las miradas sinceras y las palabras cariñosas, que me transmiten el amor de los que amo.

Deja un comentario »

Día 14: Cálculo infinitesimal (de soluciones)

14Queremos cambiar las cosas, pero es tan poco lo que podemos hacer , apenas una gota en medio del desiertoHuellas_Muchas… ¿Qué puede cambiar eso?

Recordemos un viejo truco de lógica:

Dos amigos discutían sobre las matemáticas y las predicciones. Uno decía que todos esos cálculos no servían para nada, y que toda su vida se había dejado llevar de su intuición.

– Ok, -le contestó el otro- te apuesto lo que quieras a que en Caracas (Madrid, Barqusimeto, Santiago, cualquier ciudad grande) hay dos personas con el mismo número de cabellos en la cabeza.

– ¡Ja! ¡Imposible! ¿Cómo van a tener el mismo número de pelos en la cabeza? ¿Y cómo lo vas a averiguar? ¡Contandolos, seguro, JaJaJa!

– Pues te lo demuestro enseguida. A ver, ¿sabes cuantos pelos tenemos en la cabeza, aproximadamente?

– ¡Pues muchísimos! Una vez oí que eran unos trescientosmil, imagínate…

– Pues ya ha quedado claro: si una persona tiene entre cero y trescientos mil, pon trescientos cincuenta mil los más peludos, aunque cada uno tuviera un número distinto de pelos, el habitante 350.001 por fuerza tendría un número repetido… ¿Me expliqué?

-¿!…..

La moraleja está en saber valorar el efecto de los pequeños efectos, los infinitésimos, cuando se suman en grandes cantidades. Esto es el fundamento del cálculo infinitesismal o diferencial, que inventaron casi al mismo tiempo Leibnitz y Newton, grandes exploradores del universo (y profundamente religiosos ambos).

Integral

En el Caminito de Belén, nos comprometemos en la Pedagogía del Cambio Profundo, confiando en que, además del cambio interior, mi cambio de comportamiento sumado al de otros miles, en este sistema donde todo está entrelazado, producirá efectos profundos en el mundo.

Hoy voy a poner en marcha cambios que traigan esperanza. Camvbios infinitesimales que anuncian transformaciones gigantescas:

  • Hoy voy a manejar en el tráfico de la ciudad con respeto y dejando paso al que lo necesite.
  • Hoy voy a proteger y a ayudar, porque sí, a esta persona que está indefensa.
  • Hoy voy a saludar al compañero con el que nunca hablo.
  • Hoy voy a dejar paso en la puerta del metro.
  • Hoy voy a hacer mi trabajo con excelencia.
  • Hoy …

Se que un gesto de amabilidad en el metro no cambia a la masa enfurecida y arrogante que empuja a la hora pico. Pero mi compromiso con los valores que la humanidad necesita son como una radiobaliza, como un faro que atrae las miradas del cielo y despierta las fuerzas de atracción de bien. Y al interactuar con decenas, miles, cientos de miles de personas, abre caminos nuevos e inesperados a la gracia de Dios.

Hoy lanzo a mí, al mundo y a Dios un gran mensaje de esperanza.G12_Flowerpot_Flower

4 comentarios »

Día 13: Ahorro problemas (esperanza activa)

13Hoy, en nuestra migración espiritual hacia el centro de la Navidad (el encuentro con Cristo), es día para Quitar y Cambiar. Día para decir activa y positivamente NO en bien de mí mismo y del mundo.

La gran esperanza cristiana es saber que gracias a Dios al final vencerá el bien, y saber algo de este bien porque ya hemos empezado a disfrutar los grandes bienes de Dios: la comunión con Dios Trinidad, la bondad, la paz interior y exterior, la justicia social y la nueva civilización del amor… Pero en el momento presente “necesitamos tener esperanzas –más grandes o más pequeñas–, que día a día nos mantengan en camino.” (SS 31). Ante un mundo en el que todavía destaca el egoísmo, la violencia y el sufrimiento sin sentido, nuestra esperanza se vuelve compromiso activo por el bien. Nos lanzamos pues al trabajo de la transformación del mundo y del propio corazón, al empeño por defender la dignidad humana, a la lucha por la libertad y la justicia.

El plan de hoy es muy sencillo, aunque exige una gran humildad. Mi aportación hoy para cambiar el mundo será dejar de hacer una cosa que me distancia de la realidad, o una evasión que retarda mi compromiso. Algo pequeño y sencillo, que pueda mantener con facilidad por este tiempo y, si el resultado es bueno, más allá.

  • Puede ser en las palabras: voy a dejar de usar calificativos con esta persona, o eliminar de mi boca esta palabra, o voy a dejar de ignorar a un compañero,…
  • Puede ser en las costumbres personales: voy a dejar de abrir la nevera a todas horas, voy a dejar de ponerme tareas que no voy a cumplir, voy a dejar de perder el tiempo en internet, voy a dejar de tomar la bebida “XYZ” que sé que no me hace bien,…
  • Puede ser en las relaciones sociales:  voy a dejar de mentir sobre este tema a mi familia, voy a dejar mi infidelidad con esta persona, voy a dejar de ver televisión o el teléfono cuando hable con gente que quiero,…

AtardecerApure1600

Experiencia: las tres mejores acciones para mantener la barca a flote son: no sobrecargarla, no meterla por rápidos y zonas con arrecifes, y sacar el agua que entre dentro. Quitar más que poner. Así de simple.

¡Ánimo y adelante!G12_RPG

Dice el papa Benedicto XVI en su Encíclica “Spes Salvi”:

“,,,nuestro obrar no es indiferente ante Dios y, por tanto, tampoco es indiferente para el desarrollo de la historia. Podemos abrirnos nosotros mismos y abrir el mundo para que entre Dios: la verdad, el amor y el bien. Es lo que han hecho los santos que, como « colaboradores de Dios », han contribuido a la salvación del mundo (cf. 1 Co 3,9; 1 Ts 3,2). Podemos liberar nuestra vida y el mundo de las intoxicaciones y contaminaciones que podrían destruir el presente y el futuro. Podemos descubrir y tener limpias las fuentes de la creación y así, junto con la creación que nos precede como don, hacer lo que es justo, teniendo en cuenta sus propias exigencias y su finalidad. Eso sigue teniendo sentido aunque en apariencia no tengamos éxito o nos veamos impotentes ante la superioridad de fuerzas hostiles. Así, por un lado, de nuestro obrar brota esperanza para nosotros y para los demás; pero al mismo tiempo, lo que nos da ánimos y orienta nuestra actividad, tanto en los momentos buenos como en los malos, es la gran esperanza fundada en las promesas de Dios.” (SS 35)

Deja un comentario »

Día 12: ¡Vencerá el bien!

12

Imagínate que, en medio de una travesía por el mar, tu barco se hunde y te quedas sólo en una balsa en mitad del océano. Al amanecer sólo contemplas un inmenso horizonte de olas y viento, y tu cabeza te dice que estas a miles de kilómetros de la costa, apenas tienes provisiones y el agua potable te bastará para muy pocos días.

Esas fueron las condiciones en las que se encontraron personas como Steven Callahan o  Poon Lim. El primero consiguió sobrevivir 76 días en un bote hinchable. Poon Lim, marinero durante la Segunda Guerra Mundial, consiguió sobrevivir en una miserable balsa durante ¡133 días!

Sus relatos cuentan cómo la superviviencia depende tanto del ingenio para conseguir pescar y recoger agua de lluvia, como de la fuerza de la esperanza de ser rescatado algún día. Esta esperanza es puesta a prueba duramente con cada tormenta y herida y, sobre todo, cuando pasan cerca barcos que no llegan a verlos y recogerlos. Sólo la férrea disciplina de mantenerse luchando y esperando puede mantenernos vivos y a flote.G12_RPG

La esperanza nos ancla firmemente a aquello que esperamos. Pero a diferencia de un sueño o un deseo sencillo, la esperanza contiene convicciones y fuerzas de transformación, que se convierten en escudo y espada para mantenerme en el combate de la vida.

Hoy, tras pasar el primer día de la esperanza preguntándome qué le pasa al mundo y dónde están los signos de la victoria de Dios,  voy a dedicar mi tiempo del caminito a un ejercicio aparentemente banal, pero de una extraordinaria importancia: desempolvar, renovar y afilar mi convicción de que al final triunfará el bien.

Si me fijo bien, todos tenemos esa idea un poco ingenua y optimista en la cabeza, pero como ya dijimos, eso no basta para la esperanza. Hay que cuidar y alimentar esta esperanza con los signos de los tiempos, y afilarla con el roce con las dificultades y los obstáculos para el bien, que irán dando forma y filo a mi convicción hasta hacerla verdadera esperanza vital.

Hoy miro el mundo, repaso mis proyectos y ante las dificultades de cualquier tipo saco a relucir mi tarea de hoy: ¡Vencerá el bien!Finder

Deja un comentario »

Día 11: ¿Qué le pasa al mundo?

11Hoy toca preguntarse, pero esta tarea sencilla es en realidad muy difícil de realizar con autenticidad. Mucha gente dice que el mundo va bien o mal, pero no miran el mundo, porque tienen ideas simplificadas, al servicio de una postura previa.

¿Asumes tú alguna vez una de estas posturas?:

  • No importa lo que pasa porque “esto ha pasado y pasará”; “nunca vamos a salir de esto”; “estamos condenados a la extinción”; “esto no lo cambia nadie”… Mi convicción en el fatalismo del destino o en la maldad del ser humano está por encima de cualquier realidad que observe
  • No importa lo que pasa porque “todo va a salir bien, porque sí”; “tranquilo que en el fondo ya verás como…”. Mi confianza en una fuerza, humana o divina, que lo arregla todo está por encima de cualquier hecho que pase.

Tener esperanza no es apuntarse a la segunda postura con un optimismo rosa y “mononeuronal”. Tener esperanza no es darle la espalda a los problemas reales, al flujo de acontecimientos y a la red de implicaciones que se desatan con cada decisión.  Tener esperanza no es militar en el fundamentalismo del optimismo “porque sí”.

Tener verdadera esperanza es sumergirse en el mundo y sus problemas,,, de la mano de Dios.

Sigue la Estrella!

Hoy escarbaré, con la fuerza de la pregunta, en los cimientos del mundo, Me voy a preguntar dónde están los signos de la esperanza. Lo hago con una pregunta insistente, abierta a lo bueno y a lo malo. Es una pregunta llena de fe en el Dios que no juega con el mundo, pero que tampoco juega con la vida de las personas que Él ama.

Y allí donde vea más signos de maldad o destrucción, más insistiré en observar la acción sorprendente del Dios de la vida.3071797473_e368dffab5_b

¿Qué te pasa, pequeño mundo?
¿Qué te pasa?
¿Hay cada día más brutalidad o más paz en este mundo?

¿Estamos aprendiendo a convivir en armonía con la naturaleza o a devorar mejor sus recursos? ¿Estamos cayendo en la violencia mundial, o hay cada vez menos guerras?IMG_0285

Y a nivel de mi país, ¿que está pasando? Si hay estos problemas, ¿por dónde están llegando las soluciones humanas? ¿qué acciones debemos emprender para renovar la convivencia, la paz, la concordia?IMG_0347
Piensa. No pienses soluciones. Simplemente, purifica tu mirada preconcebida, y deja que la realidad te muestre los indicios de la acción de Dios en medio de la realidad de este mundo.

Pregúntate delante de Dios.
Y confía.

Hoy las ilustraciones son de murales del pintor venezolano de espezanzas Felipe García, cuyos sitios en blogspot y  en el sitio flick (espacio de fotografías) muestran su canto a la vida que renace en cada rincón del mundo, allí donde el ser humano abre su corazón.
1 Comentario »

Día 9: Los dones se agradecen

image

9Todos los guías turísticos saben el secreto: cuando hacen de “cicerones” deben darse con generosidad a cada persona del grupo explicando los detalles, respondiendo sus preguntas y escuchando con atención sus historias. Sin límites en la generosidad, porque saben que, cuando llegue el momento, será todavía más grande la generosidad de sus clientes. El que da con generosidad recibirá cien veces más.

La fe es sobre todo don. Un regalo divino que une el corazón de un ser humano con el corazón de Dios. Algo imposible para nosotros, pero posible para Él. Regalo que llega cuando Él quiere, y que renueva en cada etapa de la vida sólo cómo y cuándo Él quiere.

Por eso, en este Caminito de Belén por los regalos de Dios, conscientes de lo que estoy recibiendo, voy a hacer mi parte: agradecer la gracia. Con toda la creatividad y la alegría de que soy capaz, con asombro y entusiasmo:

Gracias, Dios, por el donde la fe.

Todo el dia. Aprendo así a vivir en estado de agradecimiento, o en términos teológicos: en estado de gracia.

Deja un comentario »

Primera Etapa: A Belén por los regalos de Dios (fe)

Corazon preocupadoPinta sin salirte de la línea, copia esas letras, chuta más fuerte, cómetelo todo, esfuérzate más, ¿qué es lo que has hecho? ¿no ves que está mal? ¡hazlo mejor! ¡no te quejes! ¡no llores!

Toda mi vida me han pedido mejoras y cambios desde la exigencia, apuntando a mis errores y apelando a la vergüenza, excitando mi competitividad, pintándome panoramas de éxito o infiernos de vida desperdiciada…

Y así he sustituido un esfuerzo por otro, un pequeño éxito por la siguiente tarea sin estar nunca satisfecho, sin que lo logrado sea nunca, nunca suficiente.

Corazon_Feliz¿Será que Dios actúa así? ¿Será que el viejo esquema de compromiso-pecado-castigo-arepentimiento-compromiso… es la única y vieja respuesta de Dios?

¡Pues no! Los profetas anunciaron inmensos regalos de Dios que Él nos dará por fidelidad a su amor por nosotros: “…si no somos fieles, él sigue siendo fiel, porque no puede negarse a sí mismo. (2 Tim 2,13).

Tú, Señor nos revelas que “con lazos de ternura, con cuerdas de amor, los atraje hacia mí; los acerqué a mis mejillas como si fueran niños de pecho; me incliné a ellos para darles de comer” (Os 11,4).

Regalos Empecemos a preparar la Navidad como lo que es realmente: el regalo de Dios. Y eso significa que el camino que lleva a Belén está hecho de ese mismo material, porque al llegar la plenitud de los tiempos Dios ha enviado a su Hijo Único porque porque “él nos amó primero” (1 Jn 4,19).

La primera etapa del camino de este año es acostumbrarse a recibir los regalos gratuitos de Dios, con brazos abiertos, con humildad profunda, con agradecimiento sincero…en síntesis, “basta que tengas fe” (Mc 5,36) “para que nuestra alegría sea completa” (1 Jn 1,4).

Ese el el signo de la navidad: el regalo que Dios da.

Candelas_Fondo_Transparente

Si quieres recordar qué es el Caminito de Belén, consulta la entrada de invitación del año pasado.

5 comentarios »

Parábolas para el Camino

Este blog del Caminito de Belén está a punto de ponerse en marcha con las reflexiones de cada día. Sin embargo, queremos recordar el blog matriz que durante todo el año presenta los materiales de cuentos, historias y enseñanzas de todo tipo:

Metáforos

Blog de reflexiones, cuentos y enseñanzas

El blog Metaforos pretende explorar las referencias simbólicas, vitales y espirituales que se esconden en los pliegues de la realidad cotidiana. Nace de la enseñanza de la vida cotidiana en un Colegio y, desde la humildad de la reflexión personal, quiere aportar un granito de vida y sabiduría a la vida de los que ns cruzamos en las intersecciones del ciberespacio,

 

 

Deja un comentario »