Caminito de Belén

Vamos a buscar dónde es que nace Jesús en esta Navidad

Quinta Etapa: El regalo más grande…

Tanto si acabas de llegar por causalidad a este blog, como si has seguido esta iniciativa desde los primeros días, te invito a mirar hacia atrás, al plan de trabajo de estos días:Tablero2012_c_1400px

Hemos recorrido el “Camino de Belén” buscando a Dios desde sus regalos. Es lógico, ¿no? también es el camino normal que recorre una persona enamorada para conocer a su pareja: explorar lo que le agrada y fascina del otro, lo que le mueve el piso. De una manera parecida, es lo que hace un hijo con su mamá: busca sus cuidados, sus caricias y sus consejos. Es cierto que también asume sus reprimendas; es cierto que no se aparta de ella cuando llega algún castigo…  Pero sigue siendo cierto que en el centro de una relación de amor está el gozo de recibir dones materiales y espirituales, verdaderos regalos de vida.Pesebre_V1

En esta quinta etapa vamos a centrarnos en el regalo de la persona. De la persona de Jesús, el que nace pobre y humilde en Belén, el que es tu regalo para esta Navidad.

Anuncios
Deja un comentario »

Día 25: ¡Feliz Navidad!

¡Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los que Dios complace!” (Lc 2,14).
El mensaje a los pastores culmina en un coro de ángeles que exulta ante el acontecimiento con este mensaje. Por fin, después de un viaje infinito, en esta noche santa, las cosas están en su sitio:

  • En el cielo Gloria, en la tierra Paz;
  • en el cielo adoración de los ángeles a Dios, en la tierra acción de Dios a los hombres
  • en el cielo Dios recibe, en la tierra Dios da cariño (camplacencia) a los humanos que ha venido a iluminar.

Ángeles cantores, Etsuro Sotoo (Templo Sagrada Familia, Barcelona)

Al mismo tiempo, lo más asombroso… el silencio y la humildad con que Dios “aterriza”: Dios prescinde de las riquezas, de las comodidades, de los poderes, de la fama y el apoyo público. El Hijo de Dios viene a nacer arropado simplemente en pañales y amor. El techo de un establo, el calor de unos animales, y un pesebre por cuna (hueco de tablas o piedra donde se pone la comida de los animales). Ese es el primer mensaje del Salvador: si hay amor, no hace falta nada más. 

¡Dios se ha hecho hombre! ¿Puede haber mayor muestra de Amor? ¡Qué vacíos están los cielos cuando el hijo de Dios pone el centro de la Trinidad en el corazón del Ser Humano! ¡Cuánto tiene que amar Dios al hombre para haber hecho este viaje!
En este día, el último del Camino, debemos Contemplar y Celebrar, cultivando la admiración, el agradecimiento y el silencio ante la inmensidad del Amor de Dios. Sólo así podemos llegar y estar ante el portal de Belén, que resultó estar en nuestro corazón.

Amor de María y Amor de Dios (Sagrada Familia, Barcelona)

¡Feliz Navidad, hermano, hermana!
¡Feliz vida nueva en Cristo Salvador!

Deja un comentario »

La Inmaculada Concepción de la Virgen María

En medio del Camino, la Iglesia propone hoy una visión celestial: María Nuestra Madre, navegando por la vida terrena y la celeste sin el lastre del pecado que aquí nos oprime.

En Venezuela está empezando el día, y no queríamos dejar de señalar la estrella brillante de la Aurora que nos señala por dónde vendrá el Amaner del Sol que nace de lo alto.

A lo largo del día vamos a preguntarnos: ¿qué vemos en ella, la muchacha que pudo elegir siempre el bien, que pudo amar sorteando egoismos y resentimientos, que pudo pasar los problemas sin naufragar en la tristeza y la desesperanza?

Al final del día pondremos nuestras opiniones e intuiciones en los comentarios 🙂

3 comentarios »